Menú Buscar
El presidente del Consejo Comarcal, Francesc Josep Belver (m), el miércoles en Barcelona / CG

Barcelona disolverá su Consejo Comarcal por la corrupción

El ente inicia los trámites para desaparecer en mitad de tres investigaciones de la Fiscalía

2 min

Barcelona ha acordado el jueves disolver su gobierno comarcal salpicado por múltiples escándalos de corrupción. El Consejo Comarcal del Barcelonés (CCB) ha iniciado los trámites para desaparecer en mitad de al menos tres investigaciones de la Fiscalía por presuntas irregularidades en la gestión.

La decisión, por la que las competencias del Consejo se trasladarán al Área Metropolitana de Barcelona (AMB), así como a sus trabajadores, ha sido tomada con votos de todos los grupos.

Si bien la propuesta de disolución ha sido presentada por ERC, el resto de grupos han aprobado fusionar el texto de los republicanos con otro más comedido presentado por PSC y PDEcat, la antigua Convergencia.

La totalidad de los partidos han apoyado la moción conjunta.

Tres investigaciones

La supresión del CCB, un ente que no existe en el resto de comunidades autónomas, llega en un momento de gran polémica.

Al menos tres diligencias iniciadas por Fiscalía investigan supuestas irregularidades en la gestión y contratación del organismo.

La más grave se inició tras un devastador informe de la Sindicatura de Cuentas, que afloró presuntas irregularidades cometidas entre 2007 y 2011. 

El último capítulo de las pesquisas se ha escrito hoy, cuando varios consellers comarcales han declarado ante el ministerio público por, supuestamente, crear un cargo, el de adjunto a gerencia, irregular.

Integración

En el plano técnico, el Consejo Comarcal instará ahora al Parlamento catalán y al Govern a integrar paulatinamente el organismo en el Área Metropolitana de Barcelona (AMB).

Para ello, el ente se compromete a elaborar una carta de servicios, una relación de empresas y un listado de las representaciones del Consejo en otras administraciones.

Además, el organismo se ha comprometido a continuar colaborando con la Sindicatura de Cuentas para peinar la gestión y la contratación de los ejercicios aún no investigados.