Menú Buscar
Gonzalo Boye, abogado de Carles Puigdemont / CG

El Consejo de la Abogacía rechaza dar amparo al defensor de Puigdemont

La entidad, que agrupa a 14 colegios profesionales, considera que no puede hacer declaraciones de defensa de ninguna de las partes de un procedimiento judicial porque vulneraría el derecho de la otra

3 min

El Consejo de Ilustres Colegios de Abogados de Cataluña (CICAC), que agrupa a los 14 colegios profesionales, ha rechazado dar amparo a Gonzalo Boye, abogado de Carles Puigdemont y Valtònyc, por entender que estaría tomando parte en un procedimiento judicial.

El Consejo responde así a la petición de la plataforma Compromesos y la Coordinadora de l'Advocacia de Catalunya, apoyada por 380 letrados, de amparo a Gonzalo Boye por las "amenazas, injurias y calumnias" que denunciaba sufrir a través de redes sociales después de presentar una demanda contra el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena en Bélgica.

Demanda contra el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena en Bélgica

Estos colectivos exigían al CIC que pusiera “la institución a su disposición, para garantizar y asegurar su labor, su seguridad personal y la dignidad de la profesión”.

Derecho de defensa

El CICAC acuerda por unanimidad que “es el abogado a quien le corresponde ejercer el derecho de defensa de su cliente de la mejor manera posible y en la máxima confidencialidad y discreción en la defensa de los intereses de éste”. Explica que “la abogacía institucional, a través de los Colegios donde los profesionales están colegiados, tiene como función fundamental garantizar el derecho de defensa de los abogados y abogadas para que éstos puedan ejercer su profesión de forma responsable, libre, sin presiones ni injerencias de ningún tipo”.

Añaden que “el derecho de defensa debe ser respetado por todos (ciudadanos, poderes públicos, operadores jurídicos entre los que se encuentran los propios abogados y la abogacía institucional” y admite que “son intolerables las intromisiones mediáticas o de cualquier otro tipo en el ejercicio del derecho de defensa”.

Sin embargo, recuerda el CICAC que “para garantizar el derecho de defensa, la abogacía institucional no puede hacer declaraciones de defensa de ninguna de las partes de un procedimiento judicial porque éstas vulnerarían el derecho de defensa de la otra parte del procedimiento y, en consecuencia, de su abogado o abogada”.

Apoyo genérico a los letrados presionados

Ni el Consejo ni ninguno de los 14 colegios que lo integran pueden dar amparo formal al letrado Gonzalo Boye, pues en conformidad con la normativa que regula nuestra profesión, es competencia que corresponde únicamente al Colegio de Abogados donde esté colegiado”.

No obstante, el Consejo expresan su apoyo a todos los letrados que, como Gonzalo Boye, reciban presiones e injerencias de cualquier tipo y procedentes de cualquier persona o entidad que pueda perjudicial la independencia, la libertad, la dignidad y la integridad del ejercicio profesional.