Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El 'conseller' de Acción Exterior, Relaciones Institucionales y Transparencia, Bernat Solé / GENERALITAT

La explosión en el puerto de Beirut deja cinco españoles con heridas leves

Así se lo ha comunicado la ministra de Exteriores, Arancha González Laya, al consejero de Acción Exterior, Bernat Soler

5 min

El conseller de Acción Exterior de la Generalitat, Bernat Solé, ha afirmado que hay cinco españoles entre los heridos por la explosión de este martes en el puerto de Beirut, la capital de el Líbano, pero que todos ellos han sufrido daños "de forma ligera".

A Solé se lo ha confirmado la ministra de Exteriores, Arancha González Laya, de quien espera una llamada para confirmar que ninguno de ellos es catalán. Del mismo modo, el conseller ha asegurado que la Generalitat ha contactado con todos los cooperantes catalanes que se encuentran en el país, quienes le han garantizado que se encuentran "en buenas condiciones" tras el suceso.

Alaba la gestión de la Generalitat

En una entrevista este miércoles en Catalunya Ràdio, Bernat Solé ha detallado la actuación del Govern ante la explosión del Líbano, destacando la rapidez con la que se ha actuado para contactar con los catalanes que allí se encuentran.

Del mismo modo, también ha asegurado que la Generalitat está mandando un mensaje "de confianza y responsabilidad" hacia el exterior para convencer a aquellos países que han restringido los viajes a territorio catalán a causa del coronavirus o, incluso, han impuesto una cuarentena a quienes provengan de Cataluña.

La acción exterior del Govern

El conseller ha defendido que están haciendo todo lo posible pata proteger tanto a los catalanes como a los turistas y ha explicado que se ha reunido, junto con la consellera de Salud, Alba Vergés, con representantes del cuerpo consular en Cataluña "para hablar de certezas" y disipar los rumores.

Solé ha añadido que los cónsules agradecen el diálogo fluido del Govern y que los Estados necesitan información para tomar decisiones. Además, ha asegurado que ha habido una relación de colaboración y de respeto institucional con el ministerio durante la emergencia sanitaria, aunque ha apuntado que 3.000 catalanes han llamado a su conselleria para gestionar su vuelta a Cataluña: "Si 3.000 han llamado, alguna cosa no ha ido muy bien", ha reprochado el conseller.

La monarquía no representa a nadie

Preguntado por la marcha del rey emérito, Juan Carlos, al extranjero, Solé lo ha calificado como "un despropósito". El conseller ha criticado que el problema es la institución de la monarquía y ha acusado al Gobierno de facilitar la salida del monarca.

"La monarquía no representa a nadie, no sé si el camino es la vía del referéndum", ha señalado Solé, que ha destacado que este modelo de Estado hace muchos años que no tiene sentido, en sus palabras.

Tensión con el Gobierno de Sánchez

Solé ha asegurado que el Govern está siempre dispuesto a sentarse en la mesa de diálogo con el Gobierno sobre Cataluña, pero que la suspensión de los permisos de los presos independentistas lo dificulta: "No hay un escenario para que podamos tener este diálogo". El conseller ha sostenido que el presidente de la Generalitat, Quim Torra, y representantes de ERC han expresado la necesidad de mantener la mesa viva, pero "cuando en la otra parte no se sienta nadie es difícil poderla mantener".

Sobre la propuesta de los comuns para reformar el delito de sedición en el Código Penal, Solé ha defendido que "cualquier cosa que pase por suavizar" la cárcel es bienvenida, pero ha pedido ir a la raíz del problema y que la solución más rápida es la amnistía. También ha asegurado que el apoyo de ERC a los Presupuestos Generales del Estado (PGE) está lejos "si el clima no es favorable". Aunque ha añadido que esa decisión está en manos del grupo parlamentario del Congreso, también ha insistido en que las condiciones actuales no son las más favorables para ese apoyo.