Menú Buscar
Manifestación ante la sede de la Consejería catalana de Exteriores en Vila Laietana / EUROPA PRESS

El Departamento catalán de Exteriores pone a punto su sede del millón de euros

La Generalitat intervenida contrata el mantenimiento del inmueble de 7.304 metros cuadrados situado en Via Laietana por 113.716 euros

2 min

El Departamento de Asuntos y Relaciones Institucionales y Exteriores y Transparencia de la Generalitat, pues así se sigue denominando la consejería que hasta ahora dirigía el encarcelado Raül Romeva, se pone a punto. Acaba de sacar a concurso el contrato para el mantenimiento de su sede, situada en la Via Laietana de Barcelona, por un valor de 113.716 euros.

Se trata de un inmueble con una superficie de 7.304 metros cuadrados cuyo alquiler cuesta al año 1,3 millones de euros, según consta en la memoria de arrendamientos de la Generalitat de Cataluña de 2017.

La publicación del contrato tuvo lugar el pasado día 2 y coincide con la aplicación del artículo 155 de la Constitución española, que incluye el control del gasto de la Generalitat por parte del Gobierno.

Mantenimiento integral

El edificio de Via Laietana forma parte del paquete de inmuebles alquilados por la Generalitat. Conocido como “edificio Princesa”, anteriormente tuvo otros usos, pero tras la creación de este departamento, cuestionado por el Tribunal Constitucional al entender que las competencias en política exterior corresponden al Estado, se ha convertido en el cuartel general de la diplomacia catalana. Consta de seis plantas, altillo y tres subterráneos.

El mantenimiento integral de esta inmueble durante 2018 ha salido a concurso con un presupuesto de licitación de 113.716 euros, siendo el valor estimado del contrato de 206.757 euros. Incluye, entre otros servicios, el mantenimiento correctivo de todas las instalaciones, revisión integral, conservación de todas las instalaciones, eficiencia energética, entre otros. El contrato incluye también la puesta a punto de un edificio más pequeño que este departamento tiene en la calle Tapinería --también alquilado--, aunque en este caso solo se trata de mantenimiento correctivo, ya que es el propietario quien se encarga del resto.