Menú Buscar
La consejera de Justicia del Govern, Ester Capella / EP

La consejera de Justicia afirma que el Supremo está politizado

Capella asegura que el alto tribunal "funciona por razones de Estado y no por razones del derecho" en relación al tercer grado de los presos indenpedentistas

2 min

La consellera de Justicia de la Generalitat, Ester Capella, afirma que el Tribunal Supremo "funciona por razones de Estado y no por razones del derecho", después de que una juez avalara el tercer grado que la Generalitat concedió a los presos del procés y lo dejara en suspenso hasta que lo resuelva el Supremo.

En declaraciones a TV3, la consellera ha sostenido que la resolución del Supremo "cuestiona" la aplicación de la Ley Orgánica General Penitenciaria que se ha hecho en los últimos cuarenta años, un hecho que, en su opinión, "genera incertidumbre".

"Nosotros tenemos que criticar de forma abierta esta manera de actuar, porque no tiene nada que ver con el derecho. Funcionan por razones de Estado y no por razones del derecho y yo lo que quiero poner en valor es el aval al tercer grado".

Recurso de Junqueras y Romeva

Para la consellera, los presos del procés, tanto los que están en la prisión de Lledoners como Carme Forcadell y Dolors Bassa, que se encuentran en Wad-ras y Puig de les Basses, respectivamente, "tienen derecho a eso". Capella ha recordado que mientras Forcadell y Bassa están disfrutando del tercer grado, "que es una manera de cumplir la sentencia, no es la libertad, es una de las fórmulas de cumplimiento de una sentencia", los hombres que están en Lledoners no.

El exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras y el exconseller Raül Romeva han pedido a la juez volver al tercer grado, una vez ha avalado su semilibertad, al creer que se "extralimita" con su decisión sin "amparo jurídico" de mantenerlo en suspenso hasta que se pronuncie el Tribunal Supremo.

Destacadas en Política