Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Asistentes a uno de los conciertos del Festival Cruïlla, uno de los eventos que el Departamento de Cultura ha defendido / EFE

Las conexiones políticas de los responsables del Canet Rock, el Vida y el Cruïlla

Los directivos de los eventos mantienen vínculos con las principales formaciones parlamentarias catalanas

6 min

Los tres festivales celebrados a principios de este verano en Cataluña --el Vida, el Cruïlla y el Canet Rock-- han dejado un total de más de 2.200 contagios entre sus 40.000 asistentes, según ha reconocido el Departamento de Salud. Esto supone 842 positivos más de los que esperaba. Los responsables de la organización de estos eventos, además, mantienen conexiones con las principales formaciones políticas del territorio.

El Vida en Vilanova i la Geltrú, el Cruïlla en Barcelona y el Canet Rock en Canet de Mar fueron los encargados de realizar la prueba piloto para la celebración de eventos musicales masivos en plena época Covid. Bajo el paraguas del Festivals per la Cultura Segura, el pasado 27 de marzo se celebró un concierto de Love of Lesbian en el Palau Sant Jordi de la capital catalana. Los escasos positivos en este espectáculo sirvieron para justificar la apertura de los otros festivales.

Canet Rock: entre ERC y JxCat

El festival Canet Rock está organizado por la empresa Sun Music Bcn, que además mantiene una estrecha conexión con la sala barcelonesa Luz de Gas. En la dirección general y financiera aparecen los nombres de Gemma Recoder y Eva Recoder, respectivamente, habituales en las celebraciones de Pilar Rahola. De hecho, Gemma asistió a la reciente paella de la excolumnista de La Vanguardia celebrada en el sur de Francia, así como a otras anteriores junto al doctor Bonaventura Clotet, jefe del servicio de enfermedades infecciosas del Hospital Germans Trias i Pujol y mentor de Oriol Mitjà. El mediático epidemiólogo aupado por el Govern de Quim Torra en plena pandemia avaló que se realizasen festivales en Cataluña con tests de antígenos.

La foto de la paella veraniega de Pilar Rahola en Francia con Jordi Puigneró (5d, de pie) , vicepresidente del Govern / TWITTER
Foto de la paella de Pilar Rahola con Carles Puigdemont en Francia. En la parte inferior izquierda de la imagen, Gemma Recoder / TWITTER

La influencia de republicanos y posconvergentes en los organizadores del festival incluye a la experiodista de la CCMALaura Duran, que ejerce de directora artística, y Joel Fortuny, como responsable de comunicación digital y producción. Por último, Ignasi Termes cierra la lista con trabajos de producción para Sun Music Bcn; un paso al ecosistema musical tras haber sido el jefe de campañas de la asociación secesionista ANC, como la cadena humana. 

Waterloo se cita en el Cruïlla

En la directiva del Cruïlla, organizado por Barcelona Events Musicals, encontramos una afinidad política más cercana a JxCat. Tras el presidente, Jordi Herreruela, hallamos como número dos a Gustavo Buesa Ibáñez, quien ha mantenido varios contactos con la antigua Convergència. No obstante, el detonante de la conexión con la línea de Carles Puigdemont se encuentra en la asistencia al festival de parte de la plana mayor de su partido.

Laura Borràs en el festival Cruïlla / TWITTER
Laura Borràs en el festival Cruïlla / TWITTER

La presidenta del Parlament, Laura Borràs, acudió a una "zona reservada" del Cruïlla junto a los también diputados de JxCat Francesc de Dalmases y Aurora Madaula, y el portavoz de Poble Lliure, Guillem Fuster. Pero la dirigente de la Cámara catalana y sus acompañantes protagonizaron un patinazo publicando unas fotografías en sus redes sociales en las que se les veía posando sin mascarilla a pesar de que ésta "era obligatoria en todo momento", salvo cuando se pudiese mantener la distancia social y durante el consumo de comida o bebidas. Algo, esto último, que según Borràs estaban haciendo justo antes de hacerse selfies

El socialismo y el Vida

El festival de Vilanova i la Geltrú presenta una directiva más cercana al PSC, con lo que quedarían representados los tres grandes partidos políticos catalanes en los únicos macroeventos musicales que se han celebrado a principios de este verano. La empresa organizadora del Vida es Sit Back Produccions, que tiene como presidente a Daniel Poveda y como número dos al exconcejal socialista de movilidad del municipio, Xavier Carbonell Cirauqui.

A simple vista, la coincidencia en el festival Faraday de música independiente de Vilanova parece ser el punto de conexión entre ambos responsables. El Canet Rock, de esta forma, se encontraría bajo el paraguas independentista en general, el Cruïlla tiraría más hacia la cúpula de JxCat huída en Waterloo y el Vida habría recogido al socialismo tras perder la alcaldía en 2011.