Menú Buscar
La presidenta del Puerto de Barcelona, Mercè Conesa, en una comparecencia / EP

Conesa apuntala la ruptura entre el PDeCAT y el partido de Puigdemont

La presidenta del Puerto de Barcelona renunciará a dirigir el consejo nacional del PDeCAT ante las dificultades para que logre un acuerdo con Puigdemont y JxCat

3 min

La ruptura del espacio postconvergente se precipita. La presidenta del Puerto de Barcelona y del consejo nacional del PDeCAT, Mercè Conesa, ha señalado que no continuará en su cargo al frente del partido, sin descartar otros proyectos políticos. Lo que se dirime es el futuro de ese espacio, frente al proyecto propio de Carles Puigdemont, que desea a toda costa que el PDeCAT se diluya en Junts per Catalunya.

Ante las dificultades del partido exconvergente para mantener sus señas de identidad, pese a que su presidente, David Bonvehí, se resiste a diluirlo por completo, algunos dirigentes han comenzado a saltar. Y es el caso de Mercè Conesa, exalcaldesa de Sant Cugat, un referente en el partido, y partidaria de un proyecto que mantenga las señas de identidad ideológicas de lo que fue Convergència.

Volver con otro partido

En una entrevista en Tot Sant Cugat, Conesa señala que “en la nueva etapa del partido se debe contemplar perfiles diferentes”, en relación a su decisión de dejar la presidencia del consejo nacional. ¿Pero, para iniciar qué otro proyecto político?

Conesa no descarta volver a la política. “Siempre hay momentos para volver”. Eso podría ocurrir a medida que los exconvergentes que se agrupan en el movimiento de Poblet, que ya han decidido presentar una candidatura en las próximas elecciones autonómicas, tomen cuerpo junto a otros grupos como Units per Avançar.

Influencia decisiva

La exalcaldesa de Sant Cugat mantiene buenas relaciones con los exdirigentes de Convergència que han dado el paso y han dejado el PDeCAT, como Marta Pascal, Carles Campuzano o Jordi Xuclà, además de Lluís Recoder, exalcalde, también, de Sant Cugat.

Lo que puedan decidir en las próximas semanas, todo ese grupo de Poblet, tendrá una influencia decisiva en otros cuadros y dirigentes del PDeCAT, que podrían también saltar del barco, que va a la deriva o a las orillas de Junts per Catalunya, para formalizar ese nuevo partido catalanista, que ha decidido rechazar por completo cualquier vía unilateral para la independencia.