Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias (c); la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau (d); y la candidata a las elecciones catalanas de los comuns, Jéssica Albiach (i), en un acto de camapaña a las elecciones del 14 de febrero, en Santa Coloma de Gra

Los comuns quieren ser "la peor pesadilla de Abascal" en Cataluña

Jéssica Albiach pide el voto arropada por el vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau

6 min

La candidata de En Comú Podem al 14F, Jéssica Albiach, ha pedido el voto para lograr un gobierno de izquierdas en Cataluña ante el "desgobierno" de JxCat y ERC y para "cortar el paso" a la extrema derecha de Vox: "Es la peor pesadilla para Santiago Abascal y su tropa". Lo ha hecho en el acto central de campaña, en Santa Coloma de Gramenet, arropada por el vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau.

En su discurso, Albiach ha sugerido de forma velada que su intención es integrar un gobierno con ERC y el PSC, un "Govern de izquierdas progresista, que verdaderamente piense en las mayorías sociales", y se ha desmarcado de Junts per Catalunya (JxCat). De hecho, del candidato de JxCat Joan Canadell ha dicho que encarna "posicionamientos desacomplejados" propios "del nacionalismo más excluyente, la xenofobia y el supremacismo", en sus palabras.

Iglesias: "Cambios inimaginables"

"Cataluña no puede seguir gobernada por quien menosprecia a medio país ni rompe con valores republicanos y democráticos", ha indicado Albiach antes de instar a ERC a aclarar por qué "está dispuesta a pactar" con personas que "demuestran muy poco republicanismo", en referencia a JxCat, el partido de Carles Puigdemont y Laura Borràs.

Iglesias, por su parte, ha reivindicado que puede haber "cambios inimaginables" cuando gobiernan Unidas Podemos y los comuns. A continuación ha defendido la ley trans y también la regulación del precio de los alquileres, algo por lo que ha interpelado directamente al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Regular el precio del alquiler

"Nos estamos dejando la piel para que el compromiso del Gobierno de coalición implique de una vez la regulación de los alquileres y vamos a tener mucha resistencia para conseguirlo, pero es una cuestión de lealtad", ha señalado Iglesias, quien ha recordado a los socialistas que así lo "firmaron" en el programa de coalición.

Iglesias ha recalcado que, en un ejecutivo de coalición, "la lealtad es siempre con el acuerdo de gobierno que lo hizo posible" y ha instado al PSOE a cumplir con su parte en la línea de las políticas sociales en vivienda que ha impulsado el Ayuntamiento de Barcelona con Ada Colau al frente.

La ley trans

Sobre la "la identidad de género y la orientación sexual", ha respondido que no son "caprichos" y ha advertido de que "no está bien decirle a las personas trans que son una suerte de elección": "Nadie elige sufrir o que se lo pongan difícil". Lo ha dicho a raíz de la polémica suscitada por las declaraciones de la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, que se dijo preocupada por que la ley trans que prepara el Ejecutivo permita elegir el género "sin más que la mera voluntad o el deseo".

Por último, Iglesias ha invitado a la gente de izquierdas de Cataluña a reflexionar sobre cuando "los brazos mediáticos del poder han empujado a algún candidato que estuviera dispuesto a hacer transformaciones que pudieran afectar a grandes intereses económicos", en alusión velada al candidato del PSC, Salvador Illa.

Colau y el diálogo

Tampoco Colau se ha perdido el acto, en el que ha dicho que un gobierno "de izquierdas, plural y transversal" solo será posible si los comuns logran una "posición de fuerza" en las elecciones del 14 de febrero. La alcaldesa ha alertado de una gran desafección política entre la ciudadanía, pero ha llamado a ir a votar el 14 de febrero para acabar con la actual "situación de bloqueo agravada por un el desgobierno absoluto" de ERC y Junts.

Considera que las elecciones deben servir para salir del actual sistema económico "que genera desigualdades, de una crisis climática sin precedentes que pone en riesgo vidas futuras, y de una situación de bloqueo político". Y ha acusado al Govern independentista de no hacer políticas útiles y "de la vida cotidiana", además de no ejercer las competencias que tiene la Generalitat. Además, ha apostado por el "diálogo" como vía de resolución del conflicto separatista, para resolver "los temas de fondo entre Cataluña y España".