Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y su teniente de alcalde Janet Sanz, en una imagen de archivo / EFE

Los comuns se alinean con los independentistas para exigir el traspaso de Rodalies a la Generalitat

El ayuntamiento acuerda además una proposición que reclama mantener la bonificación del transporte público

Ricard López
4 min

La comisión de Ecología, Urbanismo, Infraestrucutras y Movilidad del Ayuntamiento de Barcelona ha aprobado, con los votos a favor de ERC, JxCat y el partido de la alcaldesa Ada Colau, Barcelona En Comú, "exigir al Estado la culminación" del traspaso de la red de Cercanías (Rodalies) de Renfe a la Generalitat, de forma planificada y aportando además las infraestructuras, recursos y financiación que consideran necesarios.

El concejal de ERC, Max Zañartu, ha defendido el fraccionamiento de la red ferroviaria estatal y dejarla en manos del Ejecutivo secesionista para que las decisiones se tomen, según él, "lo más cerca posible de la ciudadanía". Por lo que respecta a la gratuidad de parte de los trenes de Renfe, aprobada por el Gobierno español para hacer frente a la crisis inflacionaria actual, el político nacionalista ha apuntado que "si el servicio que da no es fiable, representa un argumento más para los que se resisten a dejar el vehículo privado".

"Tics populistas"

Desde JxCat, Francina Vila, ha reclamado "soluciones estructurales" para el transporte público y no otras temporales con "tics populistas" --en clara alusión a la gratuidad--. La política posconvergente ha criticado, además, los silencios del ayuntamiento de Ada Colau a la pregunta de qué han hecho para revertir la situación.

A pesar de ello, los comuns han vuelto a alinearse con los partidos secesionistas. La teniente de alcalde de Urbanismo, Janet Sanz, ha defendido el papel de Barcelona en este ámbito, aunque sin tener competencias, y ha reivindicado la inversión en infraestructuras en un contexto de emergencia climática.

Votos en contra

Desde el PSC, en cambio, han votado en contra al considerar falso el debate. Su teniente de alcalde de Movilidad, Laia Bonet, ha insistido en que reclamar el traspaso de Rodalies es algo que le corresponde a la Generalitat: "Es su competencia, es su responsabilidad. Claro que hacen falta más inversiones en infraestructura. Reclamen allí, nos tendrán como aliados".

El concejal de Ciutadans (Cs), Celestino Corbacho, ha afirmado que Barcelona se tiene que implicar políticamente, destacando que su formación es contraria a la petición por incorporar una demanda de transferencia de las infraestructuras que "van más allá de un territorio concreto".

Oscar Ramírez, del PP, ha instado por su parte a no utilizar las incidencias de Renfe como "arma arrojadiza contra la Administración general del Estado". 

Bonificación de tarifas

Además, la comisión ha aprobado --con los votos a favor de PSC, Barcelona en Comú, ERC y JxCat-- una proposición de los comuns con contenido de declaración institucional para instar al Gobierno y al Govern catalán a mantener la gratuidad y la reducción de tarifas para usuarios habituales.

Sanz ha matizado que la bonificación no tiene por qué seguir "igual que la que hay ahora". Y Bonet ha apuntado que se puede mantener la política a la espera de que la inflación baje, pero no se puede hacer indefinidamente.