Menú Buscar
El presidente del Govern, Quim Torra, y la alcaldesa Ada Colau, con Roger Torrent y Pere Aragonès en segundo plano / EFE

Acuerdo inminente entre comuns y Govern para aprobar los presupuestos catalanes

Ambas partes coinciden en que las negociaciones, decisivas en la investidura de Pedro Sánchez, avanzan positivamente, por lo que el pacto podría anunciarse en los próximos días

2 min

Evitar una tercera prórroga presupuestaria. Ese es el objetivo del vicepresidente económico, Pere Aragonès. Y todo apunta a que será así. Fuentes negociadoras aseguran que las negociaciones están avanzadas, por lo que, en los próximos días, se podría anunciar el pacto alcanzado entre el Govern y los comuns. Hace semanas que ambas partes mantienen conversaciones para aprobar los presupuestos de la Generalitat de 2020. Desde Esquerra aseguran que ese anuncio está muy cerca, mientras que el partido liderado por Ada Colau es más prudente. “Hay avances, pero todavía queda mucho”, explican desde Catalunya en Comú Podem.

Al parecer, Govern y comuns han encontrado un denominador común en cuestiones relacionadas con la fiscalidad, pero todavía quedan pendientes compromisos respecto a la necesidad de revertir los recortes sociales que se remontan al mandato de Artur Mas, es decir, a una etapa anterior al procés.

Los comuns, socios preferentes

Los comuns siempre han sido los socios preferentes de estos acuerdos, que ha capitaneado Aragonès. No son ajenas a este proceso las negociaciones sobre la investidura de Pedro Sánchez, que aspira a gobernar con Podemos.

Precisamente mañana está prevista una nueva reunión entre ERC y PSOE, esta vez en Barcelona, precedida de las declaraciones de la portavoz republicana, Marta Vilalta, que ha enfriado la inminencia del acuerdo.

Dos prórrogas

Aunque los partidos implicados en ese futuro ejecutivo progresista se resisten a hablar de intercambio de cromos, lo cierto es que Colau pudo aprobar sus presupuestos municipales gracias a la abstención de ERC. Ahora, es el republicano Aragonès el que busca un quid pro quo, extensivo a un virtual tripartito en Cataluña si, finalmente, se avanzan las elecciones.

Los presupuestos de la Generalitat se han prorrogado en dos ocasiones debido a los avatares del proceso independentista y la pérdida del apoyo de la CUP. El año pasado, el Govern ni siquiera se atrevió a presentar las cuentas. De hecho, ni se aprobaron en el Consell Executiu.