Menú Buscar
José Luís Atienza, exconcejal de Viladecans y miembro de Comunes Federalistas

Los comunes ‘no indepes’ insisten en rechazar el referéndum

A diferencia del núcleo duro de Colau, afirman que no hay mayoría social para hacer una consulta que provocaría una profunda división, y apuestan por una reforma constitucional federalista

11.09.2019 00:00 h.
4 min

“No hay mayoría social y un referéndum de estas características no es constitucional”. Comuns Federalistes valoran de esta forma la fórmula de una consulta pactada que el entorno de Ada Colau, así como de determinados dirigentes de Podemos, defienden como salida al conflicto independentista.

Comuns Federalistes celebrarán este jueves un acto en el que participarán, entre otros, José Luis Atienza, Maribel Ibáñez, Pere Mariné, Inés de Gispert y José Luís Notivoli. En ese encuentro se explicarán las propuestas de futuro de este sector de los comunes, que tras competir con Ada Colau por el liderazgo del partido, logró incorporarse a la ejecutiva.

A diferencia de dirigentes como Colau, Jaume Asens o Gerardo Pisarello, que apuestan por un referéndum pactado --una fórmula que en las negociaciones con el PSOE para investir a Pedro Sánchez han tenido que envainarse--, los comunes avisan que una consulta de estas características no sería la solución ya que “provocaría una profunda división de la sociedad”.

"El federalismo es la solución"

“El Brexit --añaden en un documento que debatirán mañana--, salvando todas las distancias, nos informa de la complejidad de estos procesos. No hay mayoría social, y un referéndum de estas características no es constitucional y por tanto requeriría una reforma constitucional previa”.

Por ello, creen que el federalismo es la solución y que, en el caso catalán, superar el procés pasa por el reconocimiento constitucional de que Cataluña es una nación y que su lengua propia es el catalán, así como “de la singularidad de Cataluña, que podría recogerse en una disposición adicional”. También abogan por “definir de manera específica en la Constitución el reconocimiento y las competencias de la Generalitat en aquellas materias que le atribuyan mayor capacidad normativa, como son su derecho civil, la enseñanza, la cultura, sanidad, servicios sociales y administración local, dentro de los límites de la misma Constitución”.

"No hay más solución que el diálogo"

“Por difícil que ahora parezca, no hay más solución al conflicto territorial que el diálogo. Un diálogo en el marco de la Constitución y en sede parlamentaria, con la participación de todos los grupos parlamentarios, reservando el diálogo bilateral para aquellas cuestiones específicas de Cataluña. Un diálogo que, mediante la reforma de la Constitución, de los estatutos de autonomía y de las leyes que sean necesarias, deben culminar en rehacer el pacto territorial. Hablamos de reformar la Constitución de 1978, no de abrir un proceso constituyente”, afirman.

El "catalanismo" de Rabell

Los comunes federalistas tienen como referente de sus tesis la ponencia que, el pasado mes de abril, expuso el ex líder de Catalunya Sí Que Es Pot, Lluís Rabell, en un acto organizado por Portes Obertes del Catalanisme en el Ateneu Barcelonès.

Ada Colau y Lluís Rabell en un encuentro con la FAVB / BARCELONA EN COMÚ
Ada Colau y Lluís Rabell en un encuentro con la FAVB / BARCELONA EN COMÚ

En el mismo, Rabell proclamó que el independentismo es incompatible con un federalismo que aboga por la convivencia dentro de la diversidad. Por el contrario, el procés preconizaba un Estado "de rasgos autoritarios condenado a ser un juguete en manos de los mercados financieros".