Menú Buscar
El Congreso tramita una iniciativa para limitar los sueldos de los directivos del ibex. / CONGRESO.ES

Compromís quiere que el Congreso ya no sea "de los Diputados"

Podemos presenta una proposición para que la Cámara use "lenguaje inclusivo"

Redacción
2 min

Ofensiva 'língüística" de Podemos y Compromís este martes, coincidiendo con el Día de la Mujer Trabajadora. Ambas formaciones han presentado sendas propuestas en el Congreso que piden que la Cámara deje de usar lo que consideran lenguaje discriminatorio hacia las mujeres. Con medidas que pasarçian incluso por cambiar la denominación del Congreso.

Compromís ha registrado este martes en el Congreso una proposición no de ley que insta a eliminar la palabra Diputados de la nomenclatura oficial del Congreso, incluso de la fachada del mismo, como vía para perpetuar el lenguaje inclusivo y no discriminatorio hacia la mujer en la Cámara Baja, según argumenta la formación.

"Entendemos que es una medida que no cuesta nada y que se puede hacer. Sería como un gesto en la casa principal de todo el Estado, que se llame simplemente como el Senado", ha valorado el portavoz de Compromís en el Congreso, Joan Baldoví.

ERC y PNV, a favor

La propuesta ha sido recibida con entusiasmo por el diputado de ERC Joan Tardà. "Parece mentira que antes nadie hubiera caído en ello", ha declarado. También la ha visto con buenos ojos el portavoz del PNV, Aitor Esteban: "En principio, no me parece mal".

También ha avalado la propuesta la diputada valenciana de Podemos Rosana Pastor. Que ha presentado la propuesta propia de la formación morada. La iniciativa de Podemos no llega a pedir expresamente en cambio de nombre del Congreso. Pero sí plantea revisar el reglamento y crear un libro de estilo "que responda a los principios del lenguaje inclusivo", así como instar a los grupos a que empleen este mismo lenguaje.

"Por gramaticalmente correcto que sea"

En su propuesta, Podemos critica el uso del masculino genérico en la Cámara, que considera que "por gramaticalmente correcto que sea", tiene el efecto de "obstaculizar el establecimiento de la igualdad entre hombres y mujeres en la medida en que invisibiliza a las mujeres".

La vicepresidenta primera del Congreso, la 'popular' Celia Villalobos, ha respondido de inmediato a la propuesta de cambiar el nombre al Congreso, que ha calificado de "tontería". "La igualdad no anda por ahí", ha señalado.