Menú Buscar
El portavoz de Compromís en el Congreso, Joan Baldoví.

Compromís presenta hoy al Rey un acuerdo 'in extremis' para formar Gobierno

El portavoz de la formación, Joan Baldoví, elabora un acuerdo de mínimos de última hora que ha sorprendido a sus socios de Podemos y En Comú Podem

Redacción
2 min
El portavoz de Compromís, Joan Baldoví tiene una propuesta de Gobierno para presentar al Rey y así evitar una nueva convocatoria electoral. La ha presentado este martes al Rey Felipe VI en el encuentro que han mantenido en Zarzuela e insiste en la coalición de izquierdas. 

Según ha informado la cadena Ser, el pacto de mínimos del partido de Mónica Oltra plantea una coalición presidida por Pedro Sánchez en el que incluyen a Podemos, IU y sus confuencias en Galicia, Cataluña y Valencia. No ha sido comunicado al resto de fuerzas políticas que formarían parte de este hipotetico Ejecutivo, el mismo que intentó sacar adelante las reuniones a cuatro encabezadas por Alberto Garzón que terminaron sin pacto. 

Sorprende a los propios

El llamado “acuerdo de El Prado” es un último esfuerzo liderado por Baldoví para no tener que volver a las urnas y que ha sorprendido incluso a sus socios de coalición. El líder en Cataluña, Xavier Doménech, reconocía este martes en una entrevista en la misma emisora desconocer la propuesta del dirigente valenciano. "Apreciamos la voluntad de Compromís pero dudamos que haya acuerdo", afirmó.

La falta de tiempo para presentar la propuesta sería la causa por la que Baldoví no habría comunicado con antelación a sus socios su decisión, según reconoció él mismo.

Derogar la reforma laboral del PP

El texto en cuestión agrupa medidas defendidas por el PSOE y por Podemos en estos meses como medidas antidesahucios o la implantación de una renta de ciudadanía. También tiene un eje destinado a la lucha contra la corrupción y el fraude fiscal, incluida la supresión de las puertas giratorias o la aprobación de una ley para proteger al denunciante de prácticas corruptas.

La propuesta también incluye la derogación de las reformas laborales de 2010 y 2012, impulsadas por PSOE y PP o el impulso a una nueva ley de Educación consensuada con los agentes sociales.