Menú Buscar
Los 'exconsellers' del Govern Jordi Turull y Oriol Junqueras serán procesados por orden del juez Pablo Llarena / FOTOMONTAJE DE CG

¿Cómo puede Llarena marcar el paso ahora?

El magistrado quiere hacer extensivo el procesamiento de Jordi Turull a Oriol Junqueras quien, al estar encarcelado, quedaría inhabilitado para ejercer como diputado

5 min

Lo ha vuelto a hacer. Pablo Llarena ha impactado de nuevo en la línea de flotación independentista. La citación de Jordi Turull este viernes ante el Tribunal Supremo, previsiblemente para ser procesado por rebelión y sedición, ha precipitado su investidura como candidato, prevista para esta tarde en el Parlament. Sin embargo, el magistrado no solo da luz verde a una posible inhabilitación exprés al presidenciable, sino que altera las futuras mayorías secesionistas.

Junto a Turull, el magistrado ha citado a Carme Forcadell, Marta Rovira, Raül Romeva, Josep Rull y Dolors Bassa para comunicarles el auto de procesamiento. Deben hacerlo acompañados de abogado, pues el instructor contempla la aplicación del artículo 505 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal (LEC), esto es, la celebración de una audiencia “en la que el Ministerio Fiscal o las partes acusadoras podrán interesar que se decrete la prisión provisional del investigado o encausado o su libertad provisional con fianza”.

¿Rebelión o terrorismo?

A partir de aquí, Llarena podría decretar la inhabilitación exprés –técnicamente es una suspensión-- de los imputados para ejercer cargo público. Pero para ordenar esta medida, el auto de procesamiento debe ser firme –los imputados pueden recurrir—, incluir el delito de rebelión y decretar el encarcelamiento de Turull y del resto de los citados.

El catedrático de Derecho Penal de la Universitat de Barcelona, Jordi Nieva, explica a Crónica Global que “para que el auto por rebelión acarree la suspensión de cargo público se requiere que el auto sea firme y que el procesado esté preso. Ambas cosas. La duda es si todo ello se puede aplicar en caso de rebelión o solo por delito terrorista”.

"Ya no podrá delegar el voto"

Pero las intenciones de Llarena parece que van más allá de estos seis dirigentes independentistas actualmente en libertad, pues fuentes judiciales afirman que el magistrado también quiere comunicar el procesamiento a Oriol Junqueras, Joaquim Forn, Jordi Sànchez (estos dos ya renunciaron a su escaño y Jordi Cuixart. “Cuando se firme el auto de procesamiento, Junqueras ya no podrá delegar el voto como ha hecho hasta ahora”, advierte Nieva, ya que el líder de ERC tampoco podría ejercer su cargo de diputado.

El artículo 384 bis de la LEC indica textualmente que “firme un auto de procesamiento y decretada la prisión provisional por delito cometido por persona integrada o relacionada con bandas armadas o individuos terroristas o rebeldes, el procesado que estuviere ostentando función o cargo público quedará automáticamente suspendido en el ejercicio del mismo mientras dure la situación de prisión”.

¿Renunciaría Junqueras al escaño?

La abogada y exjuez María Jesús Hernández Elvira entiende que ese artículo se refiere a los delitos de terrorismo y de rebelión. Pero el procesado debe estar en prisión preventiva o que, junto al auto de procesamiento se dicte el encarcelamiento”. La jurista considera que si Junqueras fuera procesado “estaría inhabilitado para ejercer y su partido debería decidir si pierde su escaño, aunque eso ya no es una cuestión penal”.

Hasta ahora, ni Carles Puigdemont ni Toni Comín han querido renunciar a sus escaños para que corra la lista. Quedaría por ver si el líder de ERC renuncia al acta de diputado o se enrroca también. En el mismo sentido deberían pronunciarse los diputados Rull, Romeva, Rovira y Forcadell si finalmente fueran encarcelados. Incluso el propio Turull, que el viernes acudirá al Supremo ya como presidente investido.

El ministro de Justicia, Rafael Català, anunció hace varias semanas la posibilidad de aplicar esta inhabilitación exprés en el mes de marzo.