Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Cristina Manresa, comisaria de los Mossos d'Esquadra / EP

La comisaria Manresa y otros siete mandos de los Mossos, exculpados de desobediencia en el 1-O

La Audiencia de Barcelona archiva la causa sobre su supuesta pasividad ante el referéndum ilegal de secesión del 1-O

5 min

La Audiencia de Barcelona ha archivado la causa abierta a la comisaria Cristina Manresa y a otros siete mandos de los Mossos d'Esquadra por supuesta pasividad ante el referéndum ilegal de secesión del 1-O de 2017, hecho que pone fin a la causa por desobediencia que se abrió a la cúpula policial del mayor Josep Lluís Trapero.

Según fuentes jurídicas, el tribunal estima el recurso presentado por la defensa, al que se adhirió la Fiscalía, y revoca la decisión del juzgado de instrucción número 2 de Sabadell de dejar a un paso de juicio a la comisaria y a los otros siete mandos imputados por desobediencia.

"Fracaso" frente al referéndum

El juez decidió dejar a esos mandos judiciales a las puertas de juicio el pasado mes de diciembre --cuando Trapero había sido absuelto ya por la Audiencia Nacional--, al considerarlos responsables del "fracaso" del dispositivo policial para impedir el referéndum ilegal.

A los miembros de la cúpula policial de Trapero, entre ellos los comisarios Ferran López y Joan Carles Molinero, los exculpó por una cuestión formal: no pudo seguir adelante con la causa porque cuando la recibió de manos de un juzgado de Cornellà --que se lo remitió después de intentar sin éxito inhibirse en favor de la Audiencia Nacional--, había finalizado el plazo para acordar nuevas diligencias, sin que los imputados hubieran sido interrogados.

Cumplieron órdenes

En su auto, que ha avanzado la Cadena Ser, la Audiencia de Barcelona sostiene que puede discutirse si las pautas para impedir el 1-O que siguieron Manresa y los mandos imputados "eran o no idóneas para dar cumplimiento a la orden judicial" y si las actuaciones policiales "resultaron más o menos eficaces para tales fines".

Una pareja de mossos durante el referéndum ilegal de secesión del 1-O
Una pareja de mossos durante el referéndum ilegal de secesión del 1-O

No obstante, añade el tribunal, de la conductas de los encausados "no puede inferirse sino el cumplimiento escrupuloso y casi literal de las ordenes recibidas desde la Prefectura".

"Extremas dificultades"

"Paradójicamente", razona la sección tercera de la Audiencia de Barcelona, miembros de otras fuerzas de seguridad que "por otros puedan considerarse como más eficaces para el cumplimiento de lo acordado por la autoridad judicial" también se han visto encausados en procesos penales, en lo que supone una velada referencia a los agentes imputados por las cargas policiales del 1-O.

Esa circunstancia, según los jueces, debe "llevarnos a cuantos estamos implicados en la administración de justicia a reflexionar sobre las extremas dificultades en las que los cuerpos policiales pueden encontrarse para dar cumplimiento a determinadas ordenes judiciales".

No participó en las pautas, según la defensa

La defensa de la comisaria Manresa, actualmente al frente de la región policial central, pidió el archivo de la causa remitiéndose a la sentencia de la Audiencia Nacional que absolvió al mayor Trapero, al entender que el origen de los hechos era "el mismo" que la causa que investiga el juez de Sabadell.

En este sentido, resaltaba la defensa que en los días previos al 1-O, cuando Manresa ejercía como jefa de la región policial del norte de Barcelona, la comisaria no participó en la elaboración de las pautas de actuación que diseñó la prefectura de la policía catalana para impedir el referéndum ilegal.

En relación con las pautas de los Mossos para el 1-O, también sostenía el abogado que no existe el "más mínimo indicio" de que tuvieran como finalidad buscar el incumplimiento de la orden del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) para impedir el referéndum.