Menú Buscar
Instalaciones de Hestia Palau, el centro sociosanitario barcelonés. Imagen de su acceso bajo el consejero Toni Comín / FOTOMONTAJE CG

Comín saca dos hospitales privados del sistema sanitario catalán pero mete otro distinto

El consejo de administración de CatSalut debatirá en la reunión de este lunes si da entrada en el sistema Siscat a un centro socio sanitario propiedad de un grupo inversor

4 min

El consejero de Salud Pública de la Generalitat, Toni Comín, llevará a la reunión de hoy lunes del consejo de administración del CatSalut la expulsión de dos centros privados de la red de hospitales catalanes de uso público: el Hospital General de Catalunya y la Clínica del Vallés.

“Éste es el paso más importante que se habrá hecho en muchos años para reforzar el carácter público del sistema de sanitario público”, dijo el titular de la sanidad catalana en su última comparecencia en el Parlament.

Sin embargo, el consejero guarda sólo las apariencias. Según ha podido saber Crónica Global, en esa misma reunión se integrará en la red pública –el denominado Sistema Sanitario Integral de Utilización Pública de Catalunya (Siscat)– un centro socio sanitario llamado Hestia Palau, SL, de idéntica procedencia privada que los dos que son expulsados. 

Empresa de propiedad privada

A diferencia del sector de enfermos agudos, el sector sociosanitario y de salud mental está atendido en más de un 90% por entidades privadas con ánimo de lucro. Son empresas sanitarias similares a la Clínica del Vallés y el Hospital General de Catalunya, ambos del grupo Quironsalud. Y Hestia Palau, S.L. no es una excepción. La nueva empresa, que será ubicada en la Región Sanitaria de Barcelona por el consejo de administración de Catsalut, tiene carácter privado y, por tanto, ánimo de lucro. Lo que sorprende es que está empresa dedicada a “actividades hospitalarias” pertenece a un grupo inversor de carácter inmobiliario.

Según datos mercantiles contrastados en las últimas horas, Hestia Palau, S.L. es propiedad de SSR Hestia, S.L que tiene como accionista principal a una sociedad instrumental denominada Bukanding, que a su vez es propiedad de Inversiones Homeless, S.L. Esta holding es una sociedad dedicada a la compra venta de fincas rústicas y urbanas, explotación en régimen de aparcería o arrendamiento, operaciones de enajenación, adquisición o gravamen inmobiliario. En conclusión, no es una empresa dedicada exclusivamente al sector socio sanitario sino que pertenece a un grupo inversor, con evidente ánimo de lucro, del sector inmobiliario. 

Hipocresía política

Fuentes del sector califican de “sorprendente como mínimo” que el conseller haga bandera de la sanidad pública en el sector de enfermos agudos expulsando a dos hospitales “en la misma reunión que se acepta una entidad privada propiedad de un grupo inversor”.

El titular de Salud Pública en Cataluña ha rehuido en los últimos días dar explicaciones sobre cómo se absorberán las operaciones que hasta ahora realizaban estos dos centros. Tanto la Clínica del Vallés como el Hospital General de Cataluña aligeraban la presión y reducían las listas de espera en el Parc Taulí, de Sabadell. Según datos de 2014, estos dos hospitales realizaban más de 3.000 operaciones y daban cobertura en urgencias al hospital de Sabadell. Este medio ha podido constatar que Parc Taulí sufre un cierto problema de recursos y efectivos profesionales, lo que da lugar a que haya enfermos en lista de espera para obtener acomodo.