Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El exconseller de la Generalitat Toni Comín, durante una rueda de prensa en el Parlamento Europeo / EUROPA PRESS

Comín (Junts) acusa a la Comisión Europea de amenazar su proyecto por no actuar contra España

La presidenta Ursula Von der Leyen evita responder al diputado posconvergente, y Luis Garicano (Cs) le recuerda que fue el Govern secesionista el que violó el Estado de derecho en 2017

Ricard López
6 min

Los dirigentes de Junts cargan ahora contra la Comisión Europea y su presidenta, Ursula Von der Leyen, por no actuar contra la, según ellos, "deriva autoritaria" de España. El diputado posconvergente Toni Comín ha acusado este miércoles a Von der Leyen de poner, a su juicio, en riesgo el proyecto europeo y de perder legitimidad en la defensa del Estado de derecho por no actuar contra España del mismo modo que hace contra Polonia, país contra el que se han anunciado medidas por cuestionar la primacía del Derecho europeo y violar derechos fundamentales de sus ciudadanos.

"¿Vale de verdad la pena amenazar el proyecto europeo sólo para proteger al Estado español en su deriva autoritaria con la inacción de las instituciones de la Unión Europea?", ha espetado Comín a la jefa del Ejecutivo comunitario durante un debate en el pleno del Parlamento Europeo sobre la cumbre de líderes de la UE en Bruselas.

"Desafío a Europa"

Los jefes de Estado y de Gobierno europeos tienen previsto debatir este viernes sobre la situación en Polonia, país al que el mandatario de Junts ha equiparado con España. Así, Comín ha recriminado a Von der Leyen que Varsovia pueda sentirse "legitimada para mantener su desafío a Europa" porque desde Bruselas se ha "ignorado" la situación en Cataluña, donde su propio partido (Junts) es socio de gobierno al frente de la Generalitat junto a ERC.

El eurodiputado, fugado de la justicia en Bélgica por el procés, cree que España "ignora sentencias" del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) que afectan a su propia inmunidad y a la de los otros dos parlamentarios posconvergentes de Junts sobre los que el Tribunal Supremo ha emitido euroórdenes de captura: los también prófugos Carles Puigdemont y Clara Ponsatí.

La Eurocámara aceptó levantar estas tres inmunidades para atender el suplicatorio del Supremo, aunque los políticos secesionistas han recurrido la decisión ante la justicia europea, cuya sentencia está pendiente de decisión.

Von der Leyen no le responde

Von der Leyen ha dejado sin respuesta las críticas de Comín, pues no ha vuelto a tomar la palabra en la sesión y poco después se ha ido el hemiciclo.

Comín, en cambio, sí ha tenido réplica del eurodiputado de Ciudadanos Luis Garicano, quien ha recordado que quienes "rompieron" el Estado de derecho en España en 2017 fueron los independentistas en el Govern --al frente del cual permanecen hoy en día--, del mismo modo en que ahora las autoridades polacas lo ponen en riesgo en Polonia.

"Pasado fascista"

Tras este primer intercambio, Comín y Garicano han vuelto a pedir la palabra al término del debate parlamentario centrado en la cumbre para concluir la discusión sobre Cataluña, aunque en esa segunda intervención ya no había representantes de la Comisión Europea en la sala porque se habían retirado tanto Von der Layen como su vicepresidente Maros Sefcovic.

Comín ha insistido en sus críticas nacionalistas y en sus acusaciones a España de no cumplir, según él, sentencias del Tribunal de Luxemburgo. A su modo de ver, el país del cual es eurodiputado supone la "excepción de la UE" por ser el único Estado miembro "con pasado fascista que no ha podido construir su democracia sobre la derrota del fascismo".

Críticas de Cs al Govern secesionista

Garicano, por su parte, ha acusado al eurodiputado posconvergente de "insultar gravemente" a España y ha comparado las violaciones del Estado democrático que hoy condena Europa en Polonia con los derechos "vulnerados" por su propio Govern en 2017 --del cual Comín era por aquellas fechas conseller de Sanidad--, y también por ignorar la separación de poderes desde la Generalitat y la protección de los espacios públicos y derechos lingüísticos de los castellanohablantes.

"La realidad es que Europa sabe mucho de lo que son los nacionalismos y por eso ustedes se sientan en el grupo de los 'No Inscritos', porque nadie les quiere", ha manifestado el líder de Ciudadanos en la Eurocámara.