Menú Buscar
Jaume Collboni, primer teniente de alcalde de Barcelona / EP

Collboni se rebota contra el cierre de la restauración: "Una medida desproporcionada"

El teniente de alcalde pide la revisión de "aforos y horarios" antes que ordenar la parálisis completa de bares y restaurantes en Barcelona

3 min

El primer teniente de alcalde de Barcelona, Jaume Collboni, ha calificado de "desproporcionado" el cierre de los bares y restaurantes planteado por la Generalitat. En una entrevista en la cadena SER, el político ha criticado la iniciativa porque considera que "todavía queda margen en aforos y horarios" para controlar la evolución de la pandemia.

"Como ciudad estamos haciendo un esfuerzo para ayudar al sector de los bares y la restauración", ha señalado Collboni. El concejal ha puesto como ejemplo la rebaja en la tasa de terrazas así como la ampliación exterior para 3.000 locales en la capital catalana.

 

 

La entrevista a Collboni en la SER

¿Un globo sonda?

Si bien Collboni ha reconocido que la situación epidemiológica se está agravando, el teniente de alcalde no descarta que la iniciativa del Govern pueda tratarse de un "globo sonda". "Estamos incrementando los contagios y somos corresponsables con la administración sanitaria, pero creo que solo tomar esta decisión es desproporcionado", ha asegurado.

Una terraza en Barcelona en plena pandemia de coronavirus / EP
LA ENCUESTA ¿Está a favor del cierre de bares y restaurantes ordenado por la Generalitat?

Para el edil, las actuaciones públicas deben ir justamente en dirección contraria y ayudar a los establecimientos que están capeando una caída pronunciada de sus ingresos. "Es fundamental hacer políticas anticíclicas para pasar este bache en el que estamos situados. Por eso propondremos a los grupos de la oposición que las ordenanzas fiscales supongan una congelación y mantener algunas rebajas fiscales", ha explicado.

Critica el "urbanismo táctico"

Collboni ha sido preguntado también por el "urbanismo táctico" desplegado por el ayuntamiento durante los últimos meses. Pese a que el concejal ha reivindicado las intervenciones municipales sobre el espacio público, ha reconocido que el diseño de las pinturas sobre el pavimento no es de su agrado. "No me gusta", ha zanjado.

Sin embargo, el representante ha alabado las medidas impulsadas por el consistorio para electrificar los medios de transporte y promover una reforma integral de la interconexión urbana. "La movilidad y el espacio público están interrelacionados y estamos actuando para que esta ciudad esté al frente de muchas ciudades europeas", ha defendido.