Menú Buscar
Jaume Collboni, teniente de alcalde de Empresa, junto a un bloque de nichos de un camposanto de Cementiris de Barcelona / CG

Collboni auditará Cementiris de Barcelona

El concejal, al frente del grupo B:SM, verificará si la gestión de la filial pública ha cumplido los mínimos exigibles tras varias crisis

3 min

Jaume Collboni auditará Cementiris de Barcelona. El teniente de Alcalde de Empresa, Cultura e Innovación buceará en la gestión operativa y financiera de la sociedad municipal desde su posición de presidente de Barcelona de Serveis Municipals (B:SM), el grupo de empresas municipales de la Ciudad Condal.

Collboni recibirá el informe de Marta Labata, directora general del conglomerado, que es quien lo ha encargado. Según han explicado fuentes próximas a la directiva, el examen no se extenderá a las otras mercantiles de capital 100% público. Sólo Cementiris se colocará bajo escrutinio.

Preguntados por la cuestión, ni la firma pública que dirige Jordi Valmaña ni la oficina de prensa de B:SM han contestado a los requerimientos informativos de este medio.

"Es inusual"

Quien sí lo ha hecho son fuentes sindicales del operador que gestiona los nueve camposantos de la Ciudad Condal. "Es habitual que B:SM requiera auditorías de sus empresas. Lo es más si Labata, la directora general, es relativamente nueva: tomó posesión en mayo", han indicado.

"Lo que es inusual es que el examen sólo lo pase una empresa. Y que lo haga después de que la cúpula de Cementiris y la directiva hayan tenido algunos encontronazos", han agregado.

Los rifirrafes que menciona la parte social son el hecho de que Labata no se reuniera con la dirección de la sociedad municipal hasta agosto, tras anular hasta tres veces la cita. El encuentro tuvo lugar --casualidad o no-- cuando el director general, Jordi Valmaña, se encontraba de vacaciones. Acudió finalmente a la reunión, forzado por la agenda.

Episodios polémicos

Cualquiera que fuere la relación entre filial y grupo matriz, la auditoría llegará tras varios lunares en la gestión de la mercantil 100% pública. El último fue el derrumbe el 15 de septiembre de 144 nichos en el cementerio de Montjuïc, que provocó que restos mortales inhumados se mezclaran entre ellos y con cascotes.

Al terrible episodio, que ahora investiga la Síndica de Barcelona en unas pesquisas paralelas, se le suma, por ejemplo, la compra mediante acuerdo marco de urnas a Hygeco España, una empresa donde trabaja el hijo del propio Valmaña.

Antes, en noviembre de 2016, Cementiris perdió los huesos de un difunto al colocarlos en un osario tras desahuciar un nicho por impago. La familia propietaria del espacio alegó que la sociedad lo vació tras intentar cobrar la tasa anual a una cuenta que ellos habían pedido explícitamente cambiar.

El episodio acabó con un rapapolvo municipal y la imposición de más controles para impedir que la firma desahucie nichos sin preavisos.