Menú Buscar
artur mas diada 2016

Colau y Mas, las estrellas de la Diada

Mientras la alcaldesa huía de las cámaras, el expresidente las buscaba

11.09.2016 21:00 h. Actualizado: 11.09.2016 21:13 h.
4 min

Una marea de independentistas se dirigía la tarde del domingo hacia el punto de encuentro donde tenían un objetivo común. “Formar el latido más grande jamás visto”, según Anna Bertran, la presentadora elegida para esta Diada, una actriz catalana conocida por sus imitaciones en el programa sarcástico Polònia.

Algunos llegaban tarde a la hora acordada, las 17:14 horas, y corrían entre la multitud para encontrarse con amigos, familiares o conocidos y vivir juntos el momento glorioso. Corrían, porque se podía correr. No ha habido tapones, ni empujones, ni embotellamientos. Este año, los asistentes a la concentración catalana incluso habrán agradecido que corriera el aire entre ellos bajo un sol abrasador.

Llegaba la hora clave y algunos asistentes ni se han percatado. La megafonía daba la bienvenida al sonido de las campanas de Lleida. “¿Qué hay que hacer?” preguntaba un joven. “¿Ya está?” decía otro. Varios pequeños grupos se separaban de la multitud a la altura de la Diagonal barcelonesa. “¿Nos tomamos algo?”, espetaba un padre de familia, a la búsqueda del bar más cercano.

Colau, escondida

Mientras tanto, en la primera fila del escenario situado junto al Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) --el mismo por donde varios de los allí presentes pasaron a declarar--, políticos, actores, personalidades del mundo deportivo y demás sectores celebraban la Diada desde su zona VIP, a la que había que acceder con la correspondiente pulsera.

La más buscada: Colau. La alcaldesa ha sido la estrella del momento, precisamente por la actitud de sus compañeros de partido, que han blindado su metro cuadrado para alejarla de las cámaras de los periodistas. Y lo han hecho con sus propias espaldas y con los puntos de cartón gigantes que este año formaban el atrezzo de la Diada y que han servido más como abanicos, sombrillas o tapa alcaldesas.

Atiborrada la zona VIP

Francesc Homs, Núria Feliu, Gabriel Rufian, Toni Comín, Pilar Rahola, Joel Joan, Joan Laporta, Anna Gabriel, Mireia Vehí, Oriol Jonqueras y Raül Romeva, entre otros, cantaban el himno de Els Segadors, algunos puño en alto, bajo la atenta mirada de un séquito de guardaespaldas, afincados en las vallas que separaban la zona VIP de la zona de prensa.

No ha faltado Artur Mas, a quien Jordi Sànchez, presidente de la ANC, ha agradecido su labor --y tras lo que varios periodistas se preguntaban si hubo un lapsus y en realidad quería decir Puigdemont-- y que ha resultado ser el hombre más fotografiado del lugar. El expresidente, acompañado de su mujer, ha posado con todos y cada uno de los ciudadanos que se acercaban a él pidiéndole inmortalizar el momento. Media hora después de finalizar el acto, había avanzado apenas unos metros y continuaba posando. “Ahí está el hombre dándose su baño de masas”, dice un joven que observaba la escena. En la zona VIP, el escenario pasaba a ser un concierto con un público mayoritariamente adolescente al que los presentadores han dado paso con un mensaje directo: “Hay birras para todos”.