Menú Buscar
Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, en una comparecencia pública / EFE

La oposición ve “improvisación” e “incoherencia” las nuevas medidas de vivienda de Colau

PDeCAT y PSC acusan a la edil de desviar la atención hacia solares privados mientras el ayuntamiento tiene 80 solares municipales inactivos

3 min

El PDeCAT y el PSC de Barcelona aseguran que las nuevas medidas en materia de vivienda que ha impulsado Ada Colau vienen marcadas por la “improvisación” y la “incoherencia” por parte de la alcaldesa. Ambas formaciones han incidido en que la municipalidad cuenta con 80 solares destinados a vivienda social inactivos y que, en lugar de darles salida, ponga la mirada en aquellos espacios urbanos de propiedad privada.

Estas declaraciones vienen motivadas por el anuncio realizado por parte de Janet Sanz, teniente de alcalde de Urbanismo de Barcelona, de la puesta en marcha de un nuevo registro municipal de solares vacíos. Gracias a esta nueva decisión del Consistorio barcelonés, el Ayuntamiento podrá expropiar aquellos terrenos que no se hayan utilizado durante dos años.

Unas medidas que llegan “tarde”

El concejal de Urbanismo del PDeCAT, Jordi Martí, ha valorado que el anuncio del gobierno municipal “llega tarde” y ha acusado al equipo de gobierno de la ciudad de "cubrirse las espaldas" ante la Comisión no permanente sobre la vivienda pública en Barcelona, que comenzará su investigación en septiembre.

Asimismo, Martí ve un movimiento electoralista en esta nueva vía abierta por Colau. “Estos anuncios de final de mandato son una nueva prueba del fracaso de las políticas de vivienda de la alcaldesa Colau y Bcomú”, ha declarado.

Menos "improvisación" y más eficiencia

Daniel Mòdol, regidor del PSC en el Ayuntamiento de Barcelona, ha pedido al equipo de gobierno de la ciudad “menos improvisación” y más “política eficiente” para solucionar el “grave problema” de acceso a un hogar que se vive en el municipio. Ha acusado al equipo de los comuns de ser “el mayor incumplidor” de los términos sobre edificación y calcula que en los 80 solares públicos inactivos se podrían edificar “hasta 1.565 viviendas” y, por ahora, “no se está haciendo”.

También apunta a que esta medida debería ir acompañada de un “refuerzo de los servicios técnicos” que garantice un correcto procedimiento en las tramitaciones, obligaciones y derechos de los propietarios de los solares.