Menú Buscar
Imagen del bloque de viviendas públicos vacío en Barcelona / GOOGLE

Colau tiene a 20 familias de guardias civiles esperando un piso

El Ayuntamiento de Barcelona retrasa la entrega de un bloque de 68 viviendas públicas durante un año y medio por problemas de 'papeleo'

07.12.2018 16:52 h.
4 min

Ada Colau tiene a 18 familias de guardias civiles esperando un piso desde hace un año y medio. El Ayuntamiento de Barcelona, que comanda la alcaldesa de Barcelona en Comú (BComú), retrasa la entrega de un bloque de 68 viviendas públicas durante un año y medio por problemas de trámites burocráticos.

Según ha denunciado el grupo municipal popular, que comanda Alberto Fernández Díaz, los pisos protegidos de la calle Cal Cisó número 50 a 58, en el barrio de La Marina del Prat Vermell, llevan acabados desde verano de 2017, pero permanecen vacíos. De todos los adjudicatarios de las viviendas, 18 de ellos son familias de miembros de la Guardia Civil que fueron realojados cuando su alojamiento se vio afectado por la urbanización de La Marina. El resto son otros 44 que los consiguieron por adjudicación municipal mediante una cesión al Consorcio de la Zona Franca. Todos, no obstante, llevan un año y medio esperando las llaves.

Iniciativa en comisión

El presidente del grupo municipal popular, Alberto Fernández Díaz, ha anunciado que llevará la parálisis a la Comisión de Derechos Sociales, Cultura y Deportes, que se celebrará el próximo 11 de diciembre. Pedirá el PP que se entreguen las viviendas ya, de modo que los beneficiados "puedan hacer uso de los pisos". Bajo el punto de vista del edil, "es inaceptable que el Ayuntamiento se excuse del año y medio de retraso en la entrega de las unidades alegando problemas de suministros, catastrales y burocráticos".

El electo ha exigido a la alcaldesa de la Ciudad Condal y al Consorcio de la Zona Franca que "actúen con diligencia y resuelvan los trámites administrativos pendientes para entregar de una vez por todas estas viviendas protegidas". Fernández Díaz ha recordado que la demora en la entrega de llaves "supone un sobrecoste para las familias que esperan para entrar a la vivienda que se les adjudicó, al tener que pagar otro piso hasta que no puedan vivir en estas".

Fracaso de la política de vivienda

Cabe recordar que el Ejecutivo local de Barcelona en Comú (BComú) ha acabado y entregado once promociones que totalizan 648 pisos protegidos. El gobierno ha impulsado otros trece bloques que suman 574 unidades más. Así, a final de mandato el equipo de Ada Colau en Barcelona habrá dado las llaves de 1.222 pisos públicos de alquiler asequible, muy lejos de los 4.000 que prometió en la campaña electoral de las elecciones municipales de 2015, en las que quedó en primera posición.

Los comunes, pese a que la vivienda era una de las promesas estrella de su programa --Colau fue líder de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) antes de dar el salto a la política--, no podrán entregar otras 2.331 unidades que están en fase de proyecto (29 solares) o los 1.091 pisos con rentas asequibles que están "en preparación" en otros 19 terrenos. Todo ello en un contexto de alza de los alquileres y precios de la obra de compra en Barcelona, que está impactando en las economías familiares de los barceloneses.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información