Colau pagó talleres psicológicos a 170 euros cada uno tras el 1-O

Las "sesiones grupales" fueron dirigidas por el Centre Irídia, la asociación que presidió la madre de Rodrigo Lanza y que ha recibido 102.000 euros de subvenciones en un año y medio

Imagen de un enfrentamiento entre independentistas y Guardia Civil el 1 de octubre de 2017; Colau pagó talleres psicológicos a 170 euros tras el 1-O / EFE
28.05.2018 00:00 h.
5 min

El equipo de gobierno municipal de Ada Colau en Barcelona pagó talleres psicológicos a 170 euros cada uno tras el referéndum ilegal del 1 de octubre en Cataluña. Las "sesiones grupales" fueron dirigidas por el Centre Irídia, la asociación proderechos humanos que presidió hasta noviembre Mariana Huidobro, madre del activista antisistema preso Rodrigo Lanza y que ha recibido 102.000 euros públicos en un año y medio, como ha denunciado Ciudadanos.

imgpsh fullsize

Factura de los talleres grupales que pagó el Ayuntamiento de Barcelona tras el 1-O a Centre Irídia / CG

Una de estas ayudas, de 1.694 euros, acabó en las arcas de la entidad social por realizar diez talleres grupales tras la intervención policial para impedir la consulta ilícita de independencia el 1 de octubre de 2017 en Cataluña. Fueron diez encuentros que se facturaron a 140 euros más IVA cada uno. Centre Irídia, que representó Mariana Huidobro, madre y defensora pública de Lanza, arañó más ayudas tras las cargas policiales del 1-O. Recibió un pago de 2.658,13 euros por "asesoramiento jurídico a las víctimas" y otro de 4.218,06 euros por un "servicio especial de atención a las víctimas". Así, en total, Centre Irídia zanjó el apoyo psicológico y legal a los afectados por los acontecimientos del 1-O facturando 8.570,19 euros al Ayuntamiento de Barcelona.

Oficina municipal de atención a heridos

Cabe recordar que el consistorio barcelonés montó una Oficina Municipal de Atención a Heridos tras la intervención policial durante el referéndum ilegal. Según el balance que hizo el propio Jaume Asens, tercer teniente de alcalde y responsable de la lluvia de subvenciones a Irídia, el punto de ayuda recibió la visita de 294 personas entre el 2 y el 20 de octubre del pasado año. Un total de 33 atendidos, según Asens, presentaban "heridas físicas leves" tales como contusiones.

En el campo psicológico, que Irídia trató con las diez sesiones de ayuda grupal tras la actuación del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) y la Guardia Civil el 1-O, el ayuntamiento citó "ansiedad y estrés agudo" ocasionados por la "violencia directa recibida". Además, los servicios jurídicos municipales se personarán en el procedimiento abierto por el Juzgado de Instrucción número 7 de Barcelona, que investiga 257 denuncias por lesiones de los choques contra la policía durante la consulta ilícita.

Irídia y Asens, mano a mano

El Ayuntamiento de Barcelona y Centre Irídia, la asociación que comanda la madre de Rodrigo Lanza, van mano a mano con el 1 de octubre. Además de pagarle a la entidad las "sesiones grupales" de recuperación psicológica, el gobierno municipal de Barcelona en Comú (BComú) se ha coordinado con el grupo de abogados-activistas para tratar de imputar a las fuerzas de seguridad por las cargas del 1-O. Concretamente, Irídia lleva la defensa de los denunciantes en diez procesos judiciales por presuntos "delitos contra la integridad moral y de lesiones". Uno de ellos es el caso de Roger Espanyol, el joven que perdió un ojo tras el disparo de una pelota de goma. El ejecutivo local de Barcelona se ha personado en esa causa como acusación particular.

La colaboración entre el equipo de gobierno municipal de Ada Colau y la asociación se produce pese a que ésta fue fundada por Mariana Huidobro, la madre y defensora pública de Lanza, que cumplió condena por una reyerta que dejó tetrapléjico a un agente de la Guardia Urbana en 2008.

El activista antisistema defendió siempre su inocencia. Su versión quedó plasmada en el documental Ciutat Morta. Lanza está ahora en prisión provisional acusado de acabar con la vida de Víctor Laínez en diciembre de 2017 tras una pelea por motivos ideológicos en Zaragoza.

¿Quiere hacer un comentario?