Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Ada Colau ha puesto en la picota 30 puestos de trabajo con la municipalización de tres escuelas infantiles.

Colau se 'carga' 30 empleos con la municipalización de las guarderías

El ayuntamiento anunció la gestión directa sin pensar en una fórmula para subrogar al personal; ahora tiene dificultades para integrarlo

Ignasi Jorro
2 min

El gobierno municipal de Ada Colau en Barcelona ha puesto en la picota 30 puestos de trabajo con la municipalización de tres escuelas infantiles. El ejecutivo de BComú anunció su gestión directa a bombo y platillo, sin antes haber estudiado la fórmula para subrogar al personal de los tres centros. Ahora, el consistorio estudia a contrarreloj fórmulas legales para no cargarse sin querer los puestos de trabajo.

Los tres colegios afectados son el EBM Enxaneta y el Caspolino del barrio de Gràcia, y el EBM Els Patufets del barrio de Navas. El gobierno municipal anunció que revocaría el concierto que las privatizó la pasada legislatura, con Xavier Trias (CDC) de alcalde de la ciudad.

No obstante, el cambio de gestión ha hecho aflorar dificultades inesperadas: el ayuntamiento ha conseguido subrogar 14 personas que trabajan en la gestión y apoyo educativo (comedor) de los centros, no así su personal.

"Preocupación"

Fuentes cercanas a los colegios han expresado a Crónica Global su "preocupación" por la situación de las 30 trabajadoras. "Reina el desconcierto, porque el curso se acaba y no hay respuesta del Instituto Municipal de Educación de Barcelona (IMEB). Están estudiando fórmulas legales, pero no las encuentran", explica una fuente consultada.

Una portavoz municipal ha confirmado el extremo. "El ayuntamiento estudia un encaje 100% legal del personal. Aún hay tiempo, y todo el proceso se ajustará a la normativa vigente", ha señalado el vocero oficial.

Protestas

Sin embargo, la chapuza ha llevado a los padres de alumnos a movilizarse. Los familiares se han reunido con el Comisionado Municipal de Educación, Miquel Àngel Essomba, y han impulsado pequeñas protestas. Los usuarios de los tres centros también han iniciado una recogida de firmas.

El personal de los centros cesará de sus funciones cuando termine el curso educativo. No obstante, se da la casualidad de que tienen que gestionar la presincripción para el curso que viene (2016/2017) sin saber si trabajarán en los centros, ya que el periodo de registro es del 2 al 13 de mayo.