Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, durante el pleno municipal de julio / EP

Toda la oposición reprueba al gobierno de Colau en Barcelona

De Junts al PP instan a los mandatarios locales a "rectificar", les piden "dialogar" y abandonar la "unilateralidad"

3 min

El equipo de Colau fue reprobado seis veces el pasado mandato, y hoy se ha llevado el primer revés del presente. La oposición municipal ha censurado toda la acción del gobierno local en el pleno municipal de Barcelona. 

Junts per Catalunya, ERC, Ciudadanos, BCN pel Canvi, PP y la edil no adscrita, Marilén Barceló, han instado al bipartito de BComú --partido de Colau-- y PSC a "rectificar y dejar de gobernar Barcelona desde la unilateralidad, opacidad y la política de grandes anuncios". Las fuerzas rivales han exigido también al gabinete de Colau que "mejore la rendición de cuentas con la ciudadanía y grupos de la oposición". 

Le piden una auditoría

¿Qué le pide la oposición al gobierno municipal? Que presente un informe de cumplimiento de los compromisos logrados; una auditoría del grado de cumplimiento de las iniciativas presentadas por la oposición; que mejore el diálogo con la ciudadanía y la sociedad civil convocando consejos de barrio que aborde los campos de mejora del equipo gestor local

En paralelo a ello, todos los partidos salvo los de gobierno han exigido "cambios" en el cartapacio para reforzar las políticas de seguridad, civismo, limpieza urbana y movilidad. En estas cuestiones, la actuación municipal debe regirse por "la búsqueda del consenso y la alianza con la ciudadanía".

Bronca en el pleno

La enmienda a la totalidad a las políticas del gobierno de Colau en Barcelona ha provocado un tenso debate en el pleno municipal. Los proponentes, Junts, han recordado que el barómetro municipal sitúa la actuación del bipartito como tercera preocupación para los vecinos tras la inseguridad y las cuestiones de movilidad agregadas. 

Por su parte, los ediles de gobierno Jordi Martí (BComú) y Laia Bonet (PSC) han asegurado que el diálogo ya se practica. Martí ha señalado que la mayoría de iniciativas que se llevan a plenario se aprueban, mientras que Bonet ha enfatizado que "durante meses no hubo nadie en el Govern de la Generalitat de Cataluña".