Menú Buscar
Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, en una comparecencia pública anterior / EFE

La chapuza de Colau con el presupuesto frenará 159 inversiones

La oposición en bloque pide a la alcaldesa de Barcelona que dé explicaciones sobre el desvío presupuestario y cómo afectará sobre las obras previstas

13.07.2018 14:40 h. Actualizado: 13.07.2018 14:45 h.
6 min

La chapuza del gobierno municipal de Ada Colau en Barcelona con el presupuesto frenará 159 inversiones en toda la ciudad. La oposición en bloque ha pedido en las últimas horas que el Ejecutivo local de Barcelona en Comú (BComú) dé explicaciones sobre el desvío presupuestario y la afectación sobre las obras municipales previstas.

La parálisis de las construcciones y obras acometidas por el Ayuntamiento de Barcelona por un descuadre en las cuentas de 2018 se centrará llegará, como avanzó ayer el PSC, a los 107 millones de euros. El tijeretazo de BComú se dividiría en 21,13 millones de euros en el ejercicio en curso y otros 86,44 millones a recortar durante el año 2019. Los recortes ordenados por el equipo de Ada Colau afectarán a todos los distritos de la ciudad y a obras en el espacio público y equipamientos.

Siete escuelas, cinco guarderías y tres ambulatorios

Así, sobre el global del Plan de Inversiones Municipal (PIM), los ajustes de BComú recortarían un tercio de la cantidad asignada. Ello afectaría a proyectos como guarderías, escuelas públicas, centros cívicos o reformas de calles, entre muchos otros, según ha avanzado La Vanguardia. Para empezar, siete escuelas se quedarían sin obras o sin construir: Entença, Anglesola, Can Maiol, Antaviana, Escuela de Adultos Ciutat Meridiana, Ignasi Iglesias y el Instituto de Educación Secundaria (IES) 22@.

Además, el equipo de gobierno de Ada Colau dejaría sin hacer cinco guarderías: Raval, calle Roger (Sants-Montjuïc), Teixonera, Can Carreres y Casernes. Tres centros sanitarios se quedarían sin aportación municipal: dos de ellos en Sants-Montjuïc y la asignación para el nuevo ambulatorio de Barceloneta. El hachazo en el presupuesto de Ada Colau también impactaría sobre proyectos como el Centro de Serveis Socials Porta Trinitat; la futura rambla de Vallcarca; la biblioteca de Sarrià; el túnel de Glòries, la reurbanización de la Ronda Sant Antoni o la culminación de las obras del equipamiento cultural y de innovación Fabra i Coats.

Teatro Arnau o El Borsí, tampoco

En el mismo sentido, los recortes forzosos que tendrían que acometer los comunes por el desvío presupuestario impactarían de lleno sobre proyectos que ellos mismos han impulsado y vendido a la ciudadanía. Es el caso, por ejemplo, de la recuperación del Teatre Arnau; el Coopolis de Can Batlló; la reforma de Las Ramblas o la rehabilitación de El Borsí, en el Barrio Gótico de Barcelona, que sufrirían recortes o no se podrían ejecutar.

Otras obras menores que quedarían en el cajón son, según la documentación preliminar, la rehabilitación de la masía de Can Carreras, que albergaría una guardería y un espacio de atención a la infancia y la adolescencia; la masía de Can Peguera, el último barrio de las casas baratas de Nou Barris; las obras del Espai Jove de Les Corts --que arrancaron en 2017-- o el nuevo casal de barrio del Carmel en la calle Llobregós.

Pleno extraordinario

El alud de proyectos sin ejecutar o que sufrirán un tijeretazo si el Ayuntamiento no recupera capacidad de ingresos ha sublevado a la oposición. Jaume Collboni, presidente del grupo municipal del PSC, que denunció el desvío y los recortes, ha emplazado a la alcaldesa Ada Colau a reunir a todas las formaciones en una reunión de urgencia para dar explicaciones. "Hasta ahora se han echado balones fuera. Hoy mismo, la primera edil debería haber salido a dar explicaciones. Es un derecho que tenemos los grupos de la oposición, pero también la ciudadanía, que espera nuevos equipamientos en los barrios tras pagar sus impuestos", ha indicado Collboni.

En una misma línea se ha manifestado Ciudadanos, que ha pedido aclaraciones sobre "una información que pone en riesgo las arcas municipales"; ERC, que ha exigido un pleno extraordinario sobre la cuestión, y el PP. El grupo municipal que comanda Alberto Fernández Díaz también ha solicitado una sesión plenaria de urgencia en la que Colau presente "un informe por intervención y avalado por los servicios jurídicos municipales sobre el estado de la liquidación del presupuesto a 30 de junio”. El líder popular ha conminado a la alcaldesa de Barcelona que "confirme si el consistorio se encuentra en números rojos rompiendo su tradicional solvencia económica, y dé cuenta de las previsiones hasta final de año, así como de los recortes que se van a producir y los importes de estos".