Menú Buscar
Ada Colau (centro), arropada por la cúpula de Podemos y por el líder de IU, Alberto Garzón (primero izquierda).

Colau pide un "gobierno del cambio" para superar la situación de bloqueo

La alcaldesa de Barcelona hace un llamamiento a los socialistas para conformar un ejecutivo de izquierdas que reconozca el "derecho a decidir" de Cataluña

Redacción
4 min

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha vuelto a visitar Madrid este lunes, en la que es su primera visita oficial desde las elecciones del 20D. Su primer acto de la jornada fue un desayuno informativo en el que repitió el mensaje político de las últimas semanas: instó a las “fuerzas del cambio” a entenderse y ponerse de acuerdo para conformar un nuevo Gobierno de izquierdas que supere la situación de bloqueo actual. “Hay urgencias sobre la mesa”, sentenció.

La líder de BComú afirmó que el país “necesita salir de esta situación de inmovilismo” y que eso sólo se pude hacer mediante un “gobierno de cambio”. Hizo estas declaraciones ante buena parte de la cúpula directiva de Podemos. Apuntaron atentamente sus palabras Pablo Iglesias, Carolina Bescansa, Iñigo Errejón, Irene Montero, Rita Maestre y, como no, el político que encabezó la confluencia catalana en los comicios de diciembre, Xavier Domènech. La lista de asistentes también incluyó al delegado de la Generalitat en Madrid, Ferran Mascarell, y al líder de los socialistas de la Comunidad, Ángel Gabilondo.

PSOE: el culpable

“No se ha podido conseguir el gobierno de cambio y eso es malo”, agregó. En línea con las declaraciones de Iglesias, señaló a Pedro Sánchez y al equipo negociador socialistas de la situación. “Entiendo que al PSOE le pueda asustar y generar incertidumbre, pero nos debería asustar más que nada se mueva y que esta situación se alargue”.

La alcaldesa puso de ejemplo los “cambios” iniciados desde “las instituciones locales”. Con todo, manifestó que no tiene medio a unas nuevas elecciones porque es algo habitual en democracia. “El reloj del cambio aún está en marcha y se puede reactivar”.

Defensa del derecho a decidir

En clave catalana, Colau defendió de nuevo el derecho a decidir, un requisito que puso al mismo nivel que la lucha contra la corrupción en cualquier Ejecutivo que salga de las urnas, y cargó contra el Gobierno central porque, según manifestó, el “Estado nos castiga, no nos quiere a nivel de inversión y esta situación se tiene que desbloquear por el bien de todo el mundo”.

La alcaldesa aseguró que no había “interlocutores” en el equipo liderado por Mariano Rajoy para superar la falta de apoyo con Barcelona y cargó contra la ley de racionalización de las administraciones públicas, ya que consideró que perjudica de forma especial a ayuntamiento como el de Barcelona que viven una situación de “superávit”. Exigió la derogación inmediata de la norma para poder “dar respuesta en una situación de crisis y emergencia de la situación actual”.

Alojamientos turísticos

Colau también habló en Madrid de alguna de las cuestiones que más preocupan a la ciudadanía de Barcelona. Entre ellas, la cuestionada política turística de su consistorio. “Queremos cuidar el sector pero hacerlo de forma sostenible para las próximas décadas, tenemos que ver dónde se pude crecer y dónde no”, repitió por enésima vez.

Según la alcaldesa, en el pasado “no se escucharon las voces que decían que había que ordenar y regular”, y por está razón, se habría llegado a la situación actual de masificación turística en algunos puntos de la capital catalana. 

Política de refugiados

Finalmente, la líder de BComú se ofreció a Rajoy para reconducir la política de refugiados. Criticó la negativa de la Unión Europea (UE) de acoger a más refugiados y declaró que eso es una traición de los valores fundacionales de los 28. “Nos están avergonzando, están vaciando de contenido a la UE que ya estaba siendo cuestionada por sus políticas económicas”.