Menú Buscar
Imagen de una protesta contra los desahucios, organizada por la Plataforma Afectados por la Hipoteca (PAH)

Colau pasa la pelota de los desahuciados a la Generalitat y al Gobierno

La Plataforma de Afectados por la Hipoteca sale decepcionada de la reunión con el ayuntamiento y el Govern para buscar una solución a la vivienda social

26.09.2019 17:17 h.
3 min

El problema de la vivienda no avanza. Actualmente hay 600 familias desahuciadas en Barcelona que viven en unos espacios habilitados a la espera de obtener una alojamiento social. En este marco, los representantes de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) han salido "muy decepcionados" de la reunión que han tenido este jueves con el Ayuntamiento de Barcelona y con la Generalitat

Llum Olivé, una de las activistas, ha afirmado que las propuestas ofrecidas de las administraciones son a largo plazo y no dan una respuesta inmediata a una emergencia que exige una solución inminente. "Nos han convocado para otra reunión y les hemos dicho que mejor que las hagan ellos", ha sentenciado Olivé.

"Complicidad" de Generalitat y Gobierno

Lucía Martín, la concejal de Vivienda y Rehabilitación, ha pedido más financiación para poner en funcionamiento de manera inmediata un centro de alojamientos en el Eixample e incrementar hasta 900 euros los topes de las ayudas al pago del alquiler, lo que evitaría un buen número de desahucios en la ciudad.

Martín también ha pedido "corresponsabilidad" a las dos administraciones públicas para dar una respuesta global a la emergencia habitacional que es "imposible trabajarlo solo desde el ámbito local". Es "imprescindible la colaboración y la complicidad" de la Generalitat y del Gobierno para sacar adelante propuestas como las de hoy, ha remarcado Martín.

Balones fuera entre administraciones

Agustí Serra, el secretario de Hábitat Urbano de la Generalitat, ha echado balones fuera justificando que hace falta aprobar el decreto ley de Medidas Urgentes de Acceso Vivienda, que el Parlament tumbó en abril y ahora vuelve a estar sobre la mesa, para que la Generalitat pueda hacer alojamientos dotacionales para afrontar la emergencia habitacional, aunque la prioridad debe ser promover viviendas de alquiler asequible.

Serra ha anunciado que la Generalitat destinará 10 millones de euros a construir vivienda y alojamientos directamente o apoyando al Ayuntamiento de Barcelona. En octubre tiene previsto establecer un convenio con la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (SAREB) para la cesión de 150 viviendas vacías en Barcelona.

Reunión sin el Gobierno

Esta es la tercera convocada en los últimos tres meses y no ha podido avanzar en esta materia.

En el encuentro no ha acudido la representación de la Delegación del Gobierno en Cataluña, lo que la PAH ha lamentado y criticado por la emergencia de la situación.