Menú Buscar
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, en una comparecencia ante los medios de comunicación / MA

Colau se opera de una hernia abdominal causada por su último embarazo

La alcaldesa confiesa que el "bulto en la barriga" le causó dolor y le condicionó la "vida y la "autoestima" y critica a "los machistas imbéciles" que la insultaron en las redes

5 min

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha revelado este martes que el pasado 21 de diciembre se operó con éxito de una hernia abdominal "grande" que le había provocado su último embarazo, de hace dos años y medio.

En un mensaje difundido a través de su cuenta de Facebook, la dirigente de Barcelona en Comú señala que, tras dar a luz a su segundo hijo en abril de 2017 --con 43 años--, le quedó "la barriga destrozada", lo que le causó dolor e incomodidad y le condicionó la "vida" y la "autoestima" durante todo este tiempo.

"Mi cuerpo era más feo"

Colau explica que, tras la cesárea y pese a que el bebé nació sin problemas, "según la ginecología clásica, la hernia que me quedó no era nada grave, así que no hicieron nada en el momento". "Y así he pasado dos años y medio con una hernia que dolía, que era incómoda, que hacía que no tuviera ombligo. No era grave, no era cuestión de vida o muerte, pero a mí me ha condicionado mi vida y mi autoestima", añade.

En ese sentido, la alcaldesa subraya que "igual que miles de mujeres, no tuve tiempo para hacer yoga o piscina o gimnasia pre y post parto, y la barriga me quedó hecha unos zorros". "He pasado dos años y medio sintiendo que nadie se preocupaba por ello, que era mi problema, que mi cuerpo era más feo y que discretamente tenía que comprarme ropa más ancha para disimular mi deformidad. Y que había mil cosas más importantes antes que curar mi barriga", insiste.

"Miles de tuits y fotos con insultos"

En ese sentido, Colau lamenta que la "felicidad" por tener un hijo "no tiene por qué compensar ni mucho menos invisibilizar los efectos colaterales que muchas mujeres (la mayoría) debemos asumir como consecuencia del proceso del embarazo".

Así, denuncia que "en las redes sociales he tenido que aguantar miles de tuits y fotos con insultos, o mentiras horribles como que me reía de las víctimas del atentado terrorista en las Ramblas mientras escondía 'un cirio' debajo de mi camisa (era la hernia de mi ombligo, cuatro meses después de dar a luz)". "Cuando han salido esas imágenes, a nadie se le ocurría hablar de que las mujeres, después de parir, muchas veces nos dejamos el físico. En cambio rápidamente se nos insulta, se nos acusa de dejadas, o de cosas peores", critica.

"A los machistas imbéciles, que os den"

Colau justifica sus explicaciones con el argumento de que su "experiencia es compartida por miles de mujeres", por lo que considera "oportuno visibilizarla". Por todo ello, la alcaldesa lanza un mensaje "a los machistas imbéciles que me habéis insultado por tener un bulto en la barriga". "Que os den. No tengo nada más que deciros", añade.

Y anima a los "millones de mujeres que, siendo madres, habéis sufrido dificultades, ya sean físicas o emocionales, y os habéis sentido solas, invisibles y que a nadie le importaba vuestro cuerpo, vuestro esfuerzo y sufrimiento: gracias por vuestra lucha y generosidad, os merecéis todo el amor y los cuidados del mundo, y os envío desde estas líneas mi abrazo más tierno". "En 2020, seguiremos trabajando por un mundo feminista, es decir, un mundo que ponga la vida en el centro. Todas las vidas y con todos los cuidados posibles. Para todas y todos", concluye.