Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Nos toman por tontos

Colau: "No dudé de que tenía que estar en la cena del Mobile"

Felipe VI respondió a las quejas de la alcaldesa de Barcelona que su papel consiste en "defender la Constitución y el Estatuto de autonomía en Cataluña"

4 min

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha explicado su negativa a asistir a la recepción del rey Felipe VI con motivo de la inauguración del Mobile World Congress. En una entrevista a Rac1, la primera edil de la capital catalana ha calificado dicha decisión de "gesto político" por el "duro discurso" que el jefe del Estado realizó el 3 de octubre, tras el referéndum ilegal del 1 de octubre en Cataluña.

"No dudé de que tenía que estar en la cena del Mobile. Ahora bien, hacía falta un gesto político debido a la situación de excepcionalidad, sobre todo con la monarquía y su duro discurso del 3 de octubre", ha dicho. 

Críticas al discurso del Rey

Colau también ha confirmado que pese a compartir mesa con el rey y los máximos responsables del Gobierno, no entablaron conversación. Sí que intercambiaron después unas palabras con Felipe VI. "Fui muy sincera, le dije lo mismo que digo en público. Que debía entender que la situación aquí es muy anómala. Lo del 3-O se percibió con una falta de empatía. Nos hubiera gustado que el discurso hubiera sido más conciliador". 

La exactivista política ha querido señalar que más allá de las "discrepancias políticas" y "opiniones personales", la "coordialidad institucional funcionará siempre". "Si no hubiera ido los más contentos serían los que han querido polemizar la relación", ha remachado sobre su presencia en la cena.

La alcaldesa no ha querido explicarla respuesta del Rey a su queja, pero quien sí lo ha hecho ha sido Enric Millo, delegado del Gobierno en Cataluña, que estaba presente. "Mi papel es defender la vigencia de la Constitución y el Estatuto de Autonomía en Cataluña", dijo según ha tuiteado Millo.  

El MWC se queda en Barcelona

Colau ha garantizado que la celebración del Mobile World Congress continuará en Barcelona. Ha dicho que tanto el Estado como su Ejecutivo están volcados en que Barcelona siga siendo su capital: "En honor a la verdad, tanto en privado como en público, todos han expresado la convicción de que debe seguir en Barcelona, también desde el Estado".

Respecto a la situación política de tensión que se vive en Cataluña y las protestas en la calle contra el jefe de Estado, Colau ha querido expresar el derecho a "manifestarse" de los ciudadanos y la labor de los Mossos d'Esquadra de garantizar "seguridad" en la zona. Asimismo, ha afirmado que desde el "mundo económico" piden un "clima de estabilidad" y "confianza política".