Menú Buscar
Una promoción de pisos vacíos en Barcelona / EUROPA PRESS

Colau multa a dos "fondos buitre" por tener pisos vacíos

El Ayuntamiento de Barcelona aplica la ley catalana de la vivienda contra dos sociedades e impone una sanción de 2,8 millones de euros, la más alta hasta ahora

04.03.2019 11:38 h.
3 min

El Ayuntamiento de Barcelona ha abierto dos expedientes sancionadores contra dos sociedades por tener desde hace más de dos años dos edificios enteros vacíos. El importe de la multa, de 2,8 millones de euros, será el más alto impuesto hasta ahora en aplicación de la ley catalana de vivienda desde que se aprobó en 2007.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha asegurado que estas multas no responden a una voluntad recaudatoria, sino que pretenden que los propietarios --"fondos buitre", según ella-- entiendan "el cambio de lógica y pongan en alquiler asequible estas viviendas". En declaraciones a la cadena SER, la alcaldesa ha defendido la medida como método de presión para que estas viviendas vuelvan al mercado. De hecho, el Ayuntamiento de Barcelona podría rebajar las sanciones si se llegara a algún compromiso de cesión de los edificios. 

En el corazón de l'Eixample

Los dos expedientes, que se cerrarán a lo largo de esta semana, corresponden a dos fincas situadas en el barrio de l'Eixample, una en la calle Pau Claris y la otra en Aragó. El edificio de la calle Pau Claris tiene 17 pisos y lleva vacío más de seis años, mientras que el segundo tiene siete residencias y está deshabitado desde al menos hace dos años. 

Además de estos dos expedientes, que ya están prácticamente cerrados, la alcaldesa ha informado de que el consistorio está trabajando en otros 26 procedimientos, también por sociedades y grandes tenedores que tienen pisos vacíos desde hace más de dos años.

¿Qué dice la ley?

La ley catalana de la vivienda, aprobada en 2015 por unanimidad en el Parlament de Catalunya, permite a las administraciones sancionar a los grandes tenedores si mantienen un piso vacío durante más de dos años. La ley contempla sanciones de entre 90.000 y 900.000 euros si los propietarios no cumplen con su obligación de ceder los pisos vacíos.