Menú Buscar

Colau alegó motivos “estéticos” para vetar la celebración de la Constitución

La alcaldesa, que sí permitió la Festa de Proclamació de la República en octubre, denegó la instalación de una tarima en la plaza Santa Jaume el 6D

08.12.2017 00:00 h.
3 min
Escrito en el que el Ayuntamiento de Barcelona deniega la instalación de una tarima en la manifestación en favor de la Constitución / CG

Entre las razones alegadas por el Ayuntamiento de Barcelona para no permitir la instalación de una tarima en la plaza Sant Jaume por la celebración la fiesta de la Constitución figura un motivo estético. Así se deduce del escrito de denegación del escenario móvil solicitado por Espanya i Catalans, organizadores de la manifestación que el miércoles recorrió el centro de la ciudad. Estaba previsto que el acto, al que asistieron miles de personas, acabara con discursos sobre un escenario móvil en la citada plaza.

El consistorio gobernado por Ada Colau denegó esa instalación en un escrito al que ha tenido acceso Crónica Global, según el cual, “en este espacio del distrito de Ciutat Vella se autorizan actos de calendario festivo de ámbito de ciudad, días internacionales, actos institucionales. No se autorizan actos políticos”.

Los organizadores sostienen que no era un acto cívico, pero no político. Y recuerdan que, el pasado 27 de octubre, se permitió instalar una tarima en la plaza Sant Jaume para acoger actuaciones musicales en la llamada Fiesta de la Proclamación de la República, celebrada tras la aprobación en el Parlamento catalán de la declaración unilateral de independencia.

fiesta republica sant jaum

"Fiesta de la Proclamación de la República" celebrada el pasado 27 de octubre en la plaza Sant Jaume

En la respuesta municipal a la petición del 6D, que está firmada por la Dirección de Servicios a las Personas y en el Territorio del Distrito de Ciutat Vella, se alega que “no concurren las circunstancias previstas por la concesión de este tipo de licencias de carácter discrecional, como la utilidad pública de la ocupación, compatibilidad con otros usos o actividades de la zona o adecuación de la estética de la instalación del entorno”. Todo ello de conformidad con lo previsto en los artículos 2, 37 y 48 de la Ordenanza sobre el uso de las vías y los espacios públicos de Barcelona aprobada por el Consejo Plenario el 27 de noviembre de 1998”.

Invoca “las características del distrito de Ciutat Vella, por lo que hace referencia al gran número de actividades que se hacen en la vía pública, a la afluencia de personas, y en virtud de la discrecionalidad de esta administración sobre la concesión de licencias o autorizaciones sobre el uso de la vía pública y en armonización de los intereses públicos”.

¿Quiere hacer un comentario?