Menú Buscar
Imagen del bus 41 de Francesc Macià y Poblenou, una de las que TMB ha eliminado / CG

Colau estrena tres líneas de bus urbano entre protestas

La entrada de la V9 'fulmina' del servicio 41, con más de cuarenta años de historia, y provoca malestar vecinal en Barcelona

25.06.2018 11:16 h.
3 min

El gobierno municipal de Ada Colau en Barcelona ha estrenado tres líneas de autobús entre protestas. Transports Metropolitans de Barcelona (TMB) ha dado hoy lunes, 25 de junio, el pistoletazo de salida a las líneas D50, V9 y V33. El cambio, no obstante, ha sublevado a algunos usuarios, encabezados por los usuarios de la línea 41, que desaparece tras 40 años en servicio.

Según TMB, empresa que preside la concejal de Movilidad Mercedes Vidal, las tres nuevas rutas, una diagonal y dos verticales, transportarán a 390.000 pasajeros al día, equivalente al 53% del pasaje que gestiona toda la red de Barcelona en un día. La empresa pública paraguas ha percibe el cambio como "la remodelación total y global del transporte público más importante de los últimos años". Lo justifica aduciendo que a las tres nuevas rutas de hoy se le sumarán otras cinco en septiembre.

Críticas vecinales

La renovación de las rutas de autobús no ha gustado a todos los usuarios. Pasajeros de la línea 41 reunieron 4.000 firmas contra el cambio e incluso protagonizaron protestas callejeras. Argumentaron que este transporte lo utilizaban muchas familias como transporte escolar. El malestar de los residentes se centraba, según una carta que enviaron a la gerencia de Infraestructuras y Movilidad y a TMB, entre otros, en Sant Antoni, donde los vecinos usaban el 41 para llegar al colegio público del barrio.

La intervención de Transports también ha generado malestar en Sarrià, donde los residentes protestan por el trazado de la nueva línea V9, y en Can Baró, La Salud y Guinardó. En estos últimos barrios, el cambio en la red de bus ha provocado críticas contra el conglomerado público y el equipo de gobierno municipal de BComú por "aislar el barrio".

Tres de ocho nuevas

Las tres nuevas líneas de autobús que estrena hoy el Ejecutivo local de Ada Colau se completará con la puesta en marcha de otras cinco en otoño. Por el momento, ya han empezado a circular la D50, que conectará el Paral·lel con Ciutat Meridiana; la V9, que une Poble-Sec y Sarrià y la V33, desde el Fórum/Camp Besós hasta Santa Coloma de Gramenet.

Cabe recordar que en toda Barcelona hay 23 líneas de autobús operadas por TMB, que alcanzan un total de diez municipios. La entrada en funcionamiento de los tres trayectos significa, según el grupo público, "reforzar la vocación metropolitana" del servicio.