Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Ada Colau (c), alcaldesa de Barcelona, en ua reunión del Área Metropolitana de Barcelona (AMB) / CG

Colau pide auxilio a los privados para vivienda social tras imponerles multas

La alcaldesa relanza la empresa mixta Habitatge Metròpolis y trata de convencer a un mercado inmobiliario que en el mandado anterior acabó por darle la espalda

4 min

Ada Colau busca ayuda del sector privado para construir vivienda social después de haber multado a operadores como Azora y sancionar a portales de intermediación como Idealista. La alcaldesa de Barcelona ha relanzado la empresa mixta metropolitana de vivienda social tras el pinchazo del pasado mandato. La primera edil ha rediseñado Habitatge Metrópolis Barcelona.

El pleno municipal celebrado hoy viernes, 26 de junio, ha avalado los pliegos de condiciones de la nueva licitación para hallar un socio privado que construya vivienda de alquiler asequible con el Ayuntamiento de Barcelona (50%) y el Área Metropolitana de Barcelona (50%), titulares de la sociedad. El punto aprobado llega nueve meses después de que un primer concurso para encontrar un promotor privado que se alíe con las dos administraciones quedara desierto.

Mejores condiciones

A partir de hoy, el gobierno municipal de Colau abre una segunda oportunidad tras aquel batacazo. El nuevo concurso público para relanzar Habitatge Metròpolis Barcelona será un procedimiento negociado y con publicidad, más flexible que el primero. El consistorio también dará facilidades en el campo de la aportación de capital y los plazos para que las empresas privadas se decidan a participar.

Globalmente, ayuntamiento y AMB pondrán 12 millones de euros para esta empresa mixta, mientras que el operador privado debe aportar la misma cantidad. ¿Para qué? Para construir al menos 4.500 viviendas de alquiler social en Barcelona y su conurbación a partir de 2021, una aportación al parque público que beneficiará, ha defendido Lucía Martín, concejal de Vivienda y Rehabilitación en Barcelona, a unas 12.000 personas.

La oposición ve "errores" y problemas de confianza

El espaldarazo a la maltrecha empresa mixta metropolitana de vivienda social, a la que el mercado dio la espalda en 2019, no ha contado con todo el concurso de la oposición. ERC, PP y Barcelona pel Canvi, la plataforma amplia del ex primer ministro francés Manuel Valls, se han abstenido en la votación que ha dado luz verde a la reconfiguración de la sociedad. El resto de fuerzas sí la han apoyado. Habitatge Metròpolis Barcelona, advierte la oposición, renace con "errores" en las plicas, sobre todo en el capítulo financiero. Erratas de las que incluso habrían alertado la Intervención Municipal, según ha informado Eva Parera, concejal de BxC.

El resto de grupos han aplaudido que Colau y su equipo sí busquen finalmente la colaboración público-privada en este campo, a diferencia de en otros sectores. No obstante, han avisado --lo ha hecho Junts per Catalunya, pero también Ciudadanos-- de que las políticas antiempresariales de Barcelona en Comú --que hace apenas una semana anunció una multa al gestor de fondos Azora-- en este y otros campos pueden volver a ahuyentar a los promotores de vivienda.