Menú Buscar
Comparación de la intención de voto a diciembre de 2019 con las últimas elecciones municipales en Barcelona, en porcentaje / CG

Ada Colau volvería a perder las elecciones en Barcelona

Los barceloneses suspenden por primera vez la gestión de la alcaldesa desde 2015, cuando logró la vara de primer edil al frente de BComú

5 min

Ada Colau volvería a perder las elecciones municipales en Barcelona si se celebraran hoy. Da fe de ello el Barómetro municipal semestral, que recoge que ERC ganaría de nuevo a BComú por apenas medio punto: la intención de voto de los republicanos se eleva hasta el 16%, por 15,5% la de los comunes. 

La cata demoscópica hasta diciembre, presentada hoy, deja algunos datos relevantes. Si ERC y los comunes despegan con respecto a los resultados de los comicios del 26 de mayo, el resto de partidos perderían apoyos si los barceloneses acudieran hoy a las urnas. Según el trabajo, la tercera fuerza sería el PSC, con el 8,9% de papeletas. Tras los socialistas se produciría un doble empate entre independentistas: JxCat y CUP. Presentan ambos una intención de voto directa del 4,7%.  Ciudadanos, con 2,6 puntos de intención de voto; el PP, con 1,5% y Vox, a quien apenas declara lealtad el 0,6% del censo electoral, cierran la tabla.

Primer suspenso de Colau

Hay más. El Barómetro semestral consigna una caída de la valoración de Colau como primera edil. Tanto es así que la munícipe suspende por primera vez desde que el Barómetro la computó como alcaldesa de la ciudad condal en 2015. Logra una nota de 4,7 puntos (por 5,1 en junio, mes en el que se publicó el último Barómetro), por detrás de Ernest Maragall, líder de ERC en el consistorio, que es el único líder que consigue un aprobado con una nota media de 5. El segundo político mejor valorado es el primer teniente de alcalde, Jaume Collboni, quien su gestión merece 4,8 puntos sobre 10 (por 5,2 en junio).

Siguen a los tres primeros dirigentes Elsa Artadi, de Junts per Catalunya, con 4,6 puntos sobre diez, y Luz Guilarte, de Ciudadanos, que también suspende con 3,6 enteros. Por su parte, los vecinos de Barcelona puntúan a Manuel Valls con 3,3 enteros, un repunte del también ex primer ministro francés con respecto a antes de verano. También gana apoyos Josep Bou, jefe de filas del PP en el consistorio, cuya nota media es de 3,2.

La inseguridad, primer problema

En el terreno de las preocupaciones, la inseguridad continúa como el aspecto irresoluto que más inquieta a los barceloneses. Citan la falta de seguridad en el espacio público el 29,1% de ciudadanos, un cifra al alza si se compara con los que lo hacían en el último Barómetro semestral (27,4% en junio) o el anterior (21% en diciembre de 2018). Siguen por detrás de este problema el encaje de Cataluña en España, principal preocupación para el 14% de los vecinos de la capital catalana; otros aspectos políticos (9,1%) o el acceso a la vivienda (6,5%). A este respecto, cabe destacar que aspectos nucleares para el gobierno municipal de la ciudad, como la contaminación y el medio ambiente (5,9%) o el turismo (3,6%) son mucho menos citados por la ciudadanía.

Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, en una comparecencia pública anterior / EP
Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, en una comparecencia pública anterior / EP

En este tablero, el 62% de barceloneses cree que la economía de la ciudad ha empeorado en el último año, mientras que un 18,3% cree que ha mejorado. Así pues, se constata un deterioro de la percepción sobre el funcionamiento de la ciudad, pues los pesimistas y optimistas se situaban en la franja del 40% en la última investigación demoscópica de junio. Globalmente, el 67% de residentes en la ciudad condal cree que ésta ha empeorado en el último año.

Aval al pacto con el PSC

Este incremento de la negatividad alcanza también a la gestión del Ejecutivo local. El 43,6% de vecinos suspenden la gestión del equipo de Colau y Collboni. Otro porcentaje muy similar, no obstante, la aprueba (42,8%). En el terreno neutral se encuentran los que ven normal o regular el trabajo desempeñado por el gobieno municipal, que son el 12%.

Cualquiera fuere la gestión hasta ahora, el 42,4% de barceloneses avala o ve bien el acuerdo de gobierno entre BComú y el PSC, mientras que otro 5,1% lo percibe como muy bien. En el campo del aprobado se sitúan un 7,7% de vecinos, que le dan una nota de normal o regular. Suspenden el bipartito sociocomún hasta un 38,5% de ciudadanos. Un 26,4% lo ve mal, mientras que al resto, un 12,1%, le genera una sensación muy negativa.