Menú Buscar
Xavier Trias y Ada Colau en una imagen del relevo al frente de la alcaldía de Barcelona / EFE

Colau da el 95% de los contratos del ayuntamiento a dedo, como hacía Trias

Una sola empresa de servicios consiguió 90 adjudicaciones directas en 2016 por un valor total de casi un millón de euros

2 min

El 95% de los contratos adjudicados por el Ayuntamiento de Barcelona durante el primer ejercicio completo de Barcelona en Comú, 2016, se hicieron a dedo.

De los 5.672 contratos, solo 281 se tramitaron a través de un concurso o procedimiento abierto. El equipo de gobierno de Ada Colau se defiende diciendo que el volumen del gasto programado a dedo no supera el 18,5% del total, lo que en su opinión es un logro si se tiene en cuenta que un año antes fue del 22,72%, según publica El País.

Un empresario 'afortunado'

Se da la circunstancia de que una sola empresa concentra 90 contratos por un valor global de casi 950.000 euros. De los 5.672 contratos, 5.391 (95,1%) de ellos fueron adjudicados por el procedimiento directo. El 73% quedó en manos de solo 60 empresas.

PDeCat y PP han estudiado las cuentas municipales de 2016 para obtener los datos. Alertan de que no hay nada ilegal, pero apuntan que la práctica se contradice con los anuncios hechos de velar por la transparencia, concurrencia e igualdad de oportunidades. Los dos partidos aseguran que el altísimo porcentaje de contratación a dedo de este ejecutivo es parecido al de otros mandatos, cuando también rozaba el 95%.

Compromisos incumplidos

Ambos partidos recuerdan que hace un año, en mayo de 2016, el primer teniente de alcalde, Gerardo Pisarello, anunció que la limitación evitaría que un mismo proveedor pueda acumular más de 200.000 euros en contratos menores de obras sin concurrencia pública o de 100.000 en otras modalidades de contrato. Tampoco esta regla se cumple, han comprobado los dos grupos de la oposición.

Y tampoco se ha cumplido el compromiso de “renunciar” a contratar por el procedimiento negociado sin publicidad. El PP cifra en 111 los contratos que se han adjudicado mediante ese proceso. También hay ejemplos de contrataciones fraccionadas: varios contratos menores del mismo proyecto a una misma empresa que rozan, sin alcanzarlos, los 50.000 euros.