Menú Buscar
Ada Colau (izquierda), alcaldesa de Barcelona, en su conferencia de inicio de curso en el Colegio de Periodistas.

Colau busca un pacto de izquierdas en Barcelona para estabilizar su mandato

La alcaldesa pretende negociar “objetivos e inversiones” y anuncia la puesta en marcha de un plan de barrios para dinamizar el área del Besós con 150 millones

4 min

Ada Colau ha gobernado Barcelona los últimos ocho meses en minoría. Tras una primera cata de lo que implica liderar la capital catalana sin un pacto estable en el pleno municipal, la alcaldesa ha fijado un gran objetivo para el inicio del nuevo curso: “Quiero un gobierno de izquierdas que piense en el interés de los vecinos”.

La líder de BComú aseguró en una conferencia en el Colegio de Periodistas de Barcelona que ha llegado el momento de “garantizar la gobernabilidad”. Indicó que existen puntos en común con partidos como el PSC, ERC o la CUP si se hablan de “objetivos e inversiones” concretos.

150 millones en el plan de barrios

El primero de ellos es un reto al que pocos se pueden negar. Colau rescató el plan de barrios, una iniciativa del tripartito para dinamizar las zonas más deprimidas de las ciudades catalanas. La intención de BComú es invertir 150 millones de euros en los próximos tres años y medio para dotar de infraestructuras y servicios los 15 barrios que rodean el río Besós.

El proyecto está en fase inicial y requiere de “consensos”. Colau pretende implicar tanto al resto de fuerzas políticas del Ayuntamiento de Barcelona como las ciudades vecinas. Anunció el inicio de un proceso de diálogo primero en el ámbito municipal y después con el equipo de Núria Parlón (PSC), alcaldesa de Santa Coloma de Gramanet; Joan Callau (PSC), alcalde de Sant Adrià del Besós, y Laura Campos (ICV-EUiA), alcaldesa de Montcada i Reixac.

Reindustrialización

La iniciativa contempla en esta etapa recuperar, por ejemplo, el polígono de Bon Pastor-La Verneda. La alcaldesa de Barcelona marcó como necesario trabajar en la reindustrialización de esa zona y otras de la capital catalana para evitar el “monocultivo” económico del turismo a la vez que se trabaja en incluir en esa zona otras actividades “deportivas y culturales para que el fin de semana tenga vida”.

A diferencia de los planes de barrio tripartidos, la líder de BComú declaró que en esta ocasión los vecinos deben tener una mayor implicación en definir el destino de las inversiones. En cuanto a la procedencia de los 150 millones, las arcas de Barcelona no los abonarán por completo. “Se requiere la colaboración máxima de todas las Administraciones, como la Generalitat de Cataluña y el Área Metropolitana”, añadió.

Más fuerza del AMB

Colau busca estabilidad para el grueso de su mandato en Barcelona pero también reforzar el poder del ámbito metropolitano. ¿Para hacer de contrapoder a una Generalitat inmersa en el procés? La alcaldesa de Barcelona negó que ese fuera su objetivo. Planteó reforzar la visión metropolitana con un marcado acento social, ya que es en las zonas colindantes donde tradicionalmente se encuentran las zonas más deprimidas que se pretende impulsar.

La líder de BComú también despejó la incógnita de la limitación de salarios de la que hizo bandera su partido en las elecciones. Confirmó que mantienen el compromiso de cobrar a título personal 2.200 euros por 14 pagas, el resto del salario municipal se transfiere regularmente en una cuenta del partido. “En breve pondremos en marcha un proceso interno y transparente para establecer qué se hace con ese dinero”. La decisión sólo la tomará BComú. “No es un tema del ayuntamiento”.
Destacadas en Política