Menú Buscar
Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, en un vídeo grabado esde su cuarentena preventiva / CG

Colau amaga con prohibir ir a bares y restaurantes

La alcaldesa aconseja "no salir a cenar" y avisa a los vecinos de Barcelona de que "si no se hace voluntariamente, las administraciones actuarán"

4 min

Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, ha amagado con prohibir a los barcelonses acudir a bares y restaurantes de la ciudad. La primera edil ha aconsejado a los vecinos de la Ciudad Condal, que viven hoy su primer día sin escuelas, centros educativos y, muchos, trabajando desde casa para frenar la pandemia de Covid-19, que "no salgan a cenar". Si siguen haciéndolo, la munícipe ha alertado de que "deberemos actuar desde las administraciones".

En una entrevista con RAC1 desde su cuarentena preventiva en casa por posible coronavirus, la jefe de la corporación ha manifestado que "yo pediría a la gente que no salga a cenar, que todo lo que se pueda evitar, se evite. Se puede pedir a la gente que durante dos semanas se abstenga de hacer vida social". La también líder de Barcelona en Comú ha agregado por si quedaran dudas que "de entrada, pedimos a la gente que no vaya a bares y restaurantes. Si no se hace de forma voluntaria, las administraciones deberemos actuar".

Estas "medidas contundentes", ha avanzado la entrevistada, podrían llegar también al transporte, que ya ha aumentado las medidas de higiene.

Sin noticias de los impuestos

El aviso público de Ada Colau de abstenerse de acudir a bares y restaurantes llega cuando los establecimientos están en una situación límite por la caída de facturación debido a las restricciones impuestas por la expansión de la neumonía de Wuhan (China). Precisamente, la mañana del viernes el Gremio de Restauración ha alertado de una "parálisis de la actividad" que estaría "poniendo en riesgo la viabilidad" de muchos negocios.

Ante ello, el presidente de la organización empresarial, Roger Pallarols, ha pedido no solo la congelación de impuestos municipales a los bufés, sino un periodo de carencia de gravámenes y tasas de seis meses hasta que pase la crisis del coronavirus y la economia remonte. Esta supresión impositiva temporal incluiría la polémica tasa de terrazas, que subió hasta un 500% con la última alza aprobada por el Ayuntamiento de Barcelona en diciembre de 2019. Las ayudas fiscales, no obstante, no las ha citado Colau en su intervención en la radio.

Barcelona entra en fase de emergencia

Sí ha enfatizado la exportavoz de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) los desahucios. Ha anunciado que ha pedido al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ)  que paralice los lanzamientos de las "personas vulnerables". Lo ha hecho en una carta dirigida al presidente del órgano de gobierno de la justicia, Carlos Lesmes.

Su demanda se ha producido casi en paralelo a otra noticia sobre el coronavirus en Barcelona: la ciudad ha entrado en fase de emergencia. Lo ha anunciado el Ayuntamiento de Barcelona en nota de prensa trs una reunión del comité de coordinción y seguimiento de la pandemia. La nueva fase llega después de que la ciudad cerrara la práctica totalidad de equipamientos municipales, incluyendo guarderías, centros de ancianos, bibliotecas, centros cívicos y otras instalaciones análogas.