Menú Buscar
Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, con el concejal de Transición Ecológica, Eloi Badia / CG

Colau inyecta fondos 'a dedo' en la financiera de Eloi Badia

El Ayuntamiento de Barcelona otorga una subvención directa sin concurso a Coop57 por "razones de interés público" pese a que el concejal es socio promotor

5 min

El gobierno municipal de Barcelona, que comanda Ada Colau, ha inyectado 200.000 euros sin concurso a Coop57, una financiera social en la que es socio promotor Eloi Badia, concejal de Transición Ecológica y Emergencia Climática. La subvención, directa y sin concurso, se entrega a la plataforma de crédito "por razones de interés público" pese a que un edil participa en la empresa.

Lo ha denunciado la oposición municipal a este medio citando una resolución de la comisión de gobierno del 25 de junio [consultar aquí]. El punto 8 del orden del día de la reunión del Ejecutivo local, en efecto, aprobó la Segunda Adenda del convenio entre el Ayuntamiento de Barcelona y Coop57. Con arreglo a la misma, la financiera recibirá 200.000 euros directos para un proyecto cuyo presupuesto es de 400.000 euros. Los fondos posibilitarán la creación de un Fondo de Acceso a la Financiación de Proyectos de Economía Social y Solidaria.

Ayuntamiento: "Fortalecer la economía"

Preguntada por la subvención, una portavoz municipal ha explicado que los fondos inyectados por el bipartito sociocomún a Coop57 "se formalizan como subvención directa con arreglo a lo que se determina en la normativa general reguladora de las subvenciones municipales de 2010 en su artículo 6.2 [consultar aquí]". Este epígrafe prevé la concesión de subvenciones sin concurso "si se acreditan razones de interés público, social o económico". En el caso de la ayuda a Coop57, el Ejecutivo local subraya que el "interés público, social y económico" se centra en la necesidad de "responder a las necesidades de financiación de las entidades de economía social y solidaria de Barcelona con el fin de garantizar la liquidez para afrontar los efectos económicos de la emergencia sanitaria ocasionada por el Covid-19".

colau coop 57 subvencion
Asamblea de Coop57, beneficiada por una subvención sin concurso del Ayuntamiento de Barcelona / TWITTER

Destaca el gobierno local que la subvención forma parte de 61 medidas impulsadas desde un centro de coordinación para apuntalar las empresas de la ciudad tras la emergencia epidemiológica, el Cecore. Dicho ente busca "reactivar y poner en marcha estrategias de captación y desarrollo de negocio para ayudar a las actividades que hacen de tractor del PIB de Barcelona". Según el equipo de Colau, estos proyectos "fortalecen la economía de la ciudad y, por lo tanto, mantienen y generan ocupación de calidad". Se trata de iniciativas como ayudas a los autónomos, a la economía social, subvenciones a los alquileres de locales comerciales o proyectos tipo safe city.

Oposicion: "¿Cuál es el interés general?"

Manifiesta el Ayuntamiento que igual que ha inyectado dinero público en Coop57, lo ha hecho en la banca ética Fiare. Un convenio similar se prevé con Triodos Bank. El hecho de que se reparta dinero a todas las financieras sociales --excepto Oikocredit, pues ésta trabaja con proyectos para el Tercer Mundo-- hace innecesario el concurso, según el gobierno municipal. Ello es lo que, precisamente, la oposición no ve claro. "¿Cuál es el interés social de regar con fondos a una cooperativa? ¿Dónde está el informe jurídico que lo justifica?", se preguntan voces de las fuerzas rivales de BComú. Respecto a este punto, el Ayuntamiento niega a Crónica Global el expediente del caso y remite al medio a una solicitud de información pública.

Hay otra arista. La subvención directa del Ayuntamiento de Barcelona a Coop57, donde trabaja David Fernàndez, exconcejal de la CUP y exasesor municipal de transparencia, se formaliza pese a que al menos un miembro de la comisión de gobierno de Barcelona, Eloi Badia, concejal de Transición Ecológica y Emergencia Climática, es impulsor de la financiera. Así figura en su declaración de bienes [consultar aquí], en la que Badia admite que tiene "participaciones" en Coop57. La propia revista de Coop57 recoge la entrada como accionista de Badia en 2014. "¿Se inhibió el concejal Badia en la deliberación de esta decisión? ¿Y en el resto de procesos para conceder ayudas a la misma cooperativa?", se preguntan los rivales del partido de Colau.