Menú Buscar
Alfred Bosch, Ada Colau y Jaume Collboni, en una imagen del pasado verano.

Colau aprobará las ordenanzas municipales con el apoyo de ERC y PSC

El equipo de gobierno ha debido hacer concesiones a sus aliados, que anteriormente habían forzado a retirar y negociar diversas propuestas

Carles Bellsolà
4 min

El pleno de este martes del Ayuntamiento de Barcelona aprobará –salvo sorpresa de última hora– las primeras ordenanzas municipales de Ada Colau, después de que la alcaldesa haya obtenido el apoyo de los grupos de ERC y PSC, los mismos que avalaron su investidura. No sin antes hacerles concesiones, y después de que tanto socialistas como republicanos hayan marcado anteriormente al equipo de gobierno, recordándole por la vía de los hechos que gobierna en minoría.

Bosch reivindica la rebaja del transporte a los jóvenes

Los líderes municipales de ERC y PSC, Alfred Bosch y Jaume Collboni, han anunciado este lunes que votarán mañana a favor de las ordenanzas. Y han exhibido los respectivos logros obtenidos en la negociación –que ha durado casi dos meses–.

Por los republicanos, Bosch ha presumido especialmente del abaratamiento del transporte para los jóvenes de hasta 16 años empadronados en Barcelona, que recibirán una bonificación al comprar la tarjeta T-Jove. "Era nua reivindicación histórica que lo raro es que no se hubiera cerrado hasta ahora ", ha señalado.

Bosch también ha destacado las rebajas en IAE e IBI a las empresas generen empleo estable, así como la reducción del 75% en las multas de la grúa cuando el conductor infractor paga antes de que retiren su vehículo –lo que se conoce como desenganche–.

Collboni y el IBI

Por parte socialista, Collboni ha aportado como principal argumento para votar a las ordenanzas que se ha escuchado su propuesta de subir el IBI para las rentas más altas, y mantenerlo congelado para las bajas. Aunque los socialistas también han debido ceder en parte.

La subida del IBI afectará finalmente a los inmuebles con un valor catastral superior a los 300.000 euros, que, según ha destacado Collboni, sólo representan el 2% de las viviendas de Barcelona. No obstante esto, los socialistas propusieron en un primer momento –se llegó a aprobar provisionalmente en el pleno– un aumento también para los inmuebles a partir de 100.000 euros. Algo que rechazó ERC, que hubiera preferido no subir el impuesto para ningún tramo.

Collboni ha añadido que se han recogido sus propuestas de eliminar impuestos para los nuevos autónomos, y de bonificar con hasta el 95% a las empresas culturales que reinviertan el 75% de sus ganancias en la ciudad. Igualmente ha señalado que era necesario aprobar las nuevas ordenanzas, ya que, de prorrogarse las vigentes, "acordadas por el PP y CiU", el IBI residencial subiría automáticamente entre un 4 y un 6%, por un 10% el IBI no residencial.

La CUP garantiza que se aprueben

Matemáticamente, Colau no tiene suficiente con el apoyo de PSC y ERC, con los que suma 20 de los 41 concejales del Ayuntamiento. Necesitaría, como mínimo, la abstención de uno de los tres regidores de la CUP. Un apoyo que está garantizado.

La formación anticapitalista ya votó a favor de las ordenanzas de Colau en su primer trámite en el pleno, y ahora está estudiando "qué ha variado" en la nueva propuesta, para decidir si vuelve a votar a favor o se abstiene, según fuentes del partido. Que han aclarado que en ningún caso serán un obstáculo para aprobar unas ordenanzas que consideran "una mejora" sobre las ahora vigentes.