Menú Buscar
Embotelladora de Coca-Cola en España, empresa perteneciente al sector afectado por el impuesto de bebidas azucaradas / CG

Coca-Cola, sin rencores por el impuesto, hace una donación al Govern

Tras la entrada en vigor el pasado 1 de mayo de la tasa de bebidas azucaradas acordada entre JxS y la CUP, la compañía ha donado a la Generalitat 2.500 euros para promocionar la cultura musical

4 min

Sin rencores. Tres semanas después de que entrara el vigor el polémico impuesto sobre bebidas azucaradas, se hizo público el acuerdo entre Coca-Cola European Partners, SLU y la Generalitat, por el que la empresa dona 2.500 euros destinados al Premio Granados. Su finalidad es fomentar la cultura musical entre los escolares.

A finales de mayo, el Diario Oficial de la Generalitat de Cataluña (DOGC) publicó la aceptación, por parte de la Consejería de Enseñanza, de una donación de la empresa Coca-Cola European Partners, SLU, destinada al Premio Granados, convocado con motivo del 150 aniversarios del músico catalán Enrique Granados. Está dirigido a los alumnos de escuela de música, centros de grado profesional y conservatorios.

Larga tradición de colaboración

La donación de la empresa de la productora, embotelladora y distribuidora de refrescos asciende a 2.500 euros, distribuidos en el 1.200 euros para el primer premio, 800 para el segundo y 150, para el tercero. El objetivo es promover el conocimiento de la obra del compositor.

Fuentes de la compañía recuerdan a Crónica Global que existe una larga tradición de colaboración entre Coca-Cola y la Generalitat en materia de difusión cultural, pues hace años que patrocina concursos de microrelatos en los colegios. Las mismas fuentes aprovechan para expresar una cierta incomodidad respecto al hecho de que la nueva tasa aprobada por el Gobierno catalán sea conocido como el “impuesto Coca-Cola”, ya que está dirigido a otros productos similares.

La indignación del sector

En efecto, el foco del impuesto sobre bebidas azucaradas se ha situado en Coca-Cola desde que entró en vigor el pasado 1 de mayo. Este tipo impositivo no solo ha indignado al sector, sino que ha sobrecargado el trabajo de la Agencia Tributaria Catalana a cambio de ingresos poco relevantes, unos 40 millones al año.

Miembros de la Asociación de Bebidas Refrescantes (Anfabra) amagaron con reducir sus inversiones en Cataluña durante una reunión mantenida con la diputada del PSC Alícia Romero, quien criticó la renuncia del Govern a una reforma fiscal global --elevar el tramo autonómico del IRPF, eliminación del mínimo exento del impuesto de patrimonio o recuperación del impuesto de sucesiones y donaciones-- que habría proporcionado unos 600 millones anuales a las arcas públicas catalanas. Anfabra alega que mantiene acuerdos con la Consejería de Salud y con el Ministerio de Sanidad para fomentar las buenas prácticas en el consumo y que, que en los últimos cinco años, se han reducido en un 23% las calorías por litro de refresco. Afirman que la cuarta parte de las bebidas refrescantes no tienen calorías ni azúcar.

Coca-Cola European Partners lleva tiempo aplicando una política de reducción del azúcar en sus productos y ha anunciado que reformulará sus recetas e invertirá en innovación y marketing en los segmentos de bajas calorías o sin ellas.

Destacadas en Política