Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie / EP

La CNMC abre un expediente sancionador a la ANC por el boicot a las empresas no independentistas

El regulador aprecia "posibles prácticas desleales" en la campaña 'Consumo Estratégico', que señalaba a las compañías contrarias a la secesión

3 min

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha iniciado un expediente sancionador contra la Assemblea Nacional Catalana (ANC) por posible llamada al boicot a las empresas contrarias a la independencia.

El regulador ha detallado este lunes que se investigan las "posibles prácticas desleales" relacionadas con la campaña Consumo Estratégico y que "anima a los consumidores a que no compren determinados productos por razones ajenas a la competencia entre empresas".

Demanda de Foment

Según razona la CNMC, estas prácticas mantenidas por la ANC podrían colisionar con el artículo 3 de la Ley 15/2007 al buscar que los consumidores se abstengan de comprar determinados productos en función de la adscripción política de las empresas, sentando un perjuicio sobre aquellas que no son partidarias de la independencia.

La investigación de la CNMC parte de la denuncia previa de Foment del Treball, una vez que el Tribunal Constitucional determinó el pasado octubre que es el regulador el organismo competente para resolver la reclamación. A partir de ahí se abre un periodo máximo de 18 meses para la instrucción y resolución del expediente sancionador.

Cierre de la web

La ANC ya habló de "persecución política" cuando el Constitucional determinó que debía ser la CNMC y no un organismo catalán, la Autoridad Catalana de la Competencia (ACCO), el encargado de dirimir la cuestión.

La campaña Consumo Estratégico ya sufrió un revés cuando en diciembre de 2019 el Juzgado Mercantil 11 de Barcelona decretó el cierre de la web y la prohibición de hacer ningún tipo de acción pública al respecto del boicot. La entidad independentista vendió el movimiento como un cese "provisional".

En su demanda, Foment denunció que la ANC "ha ido mucho más allá de la emisión de una opinión de carácter político y ha incurrido claramente en un boicot que ha de ser calificado como acto de competencia desleal”.