Menú Buscar
Participantes en el primer debate de la campaña del 10N, que han hablado sobre Cataluña / EFE

Puntos clave sobre Cataluña en el primer debate electoral del 10N

Las propuestas para solucionar el "problema catalán" van desde la amnistía a los condenados hasta el Estado de excepción

02.11.2019 03:03 h.
9 min

El primer debate televisado de la campaña electoral del 10N ha dejado claro el peso que tiene Cataluña en todo el territorio nacional. El cara a cara de los representantes de los siete partidos con grupo propio en el Congreso ha comenzado dando a conocer sus propuestas --y, sobre todo, recriminaciones-- sobre la política territorial

Pocos han sido los portavoces que han ido más allá del "problema catalán" al expresar sus ideas para la convivencia y mejora de las diferentes regiones españolas. Y en el caso concreto de Cataluña, las propuestas han sido variopintas según el color de la formación: desde la amnistía total a los líderes del procés, como ha defendido ERC, hasta la aplicación del artículo 166 de la Constitución --que regula el Estado de excepción-- por parte de Vox

PSOE: nada de unilateralidad

La portavoz del PSOE en el debate a siete ha sido Adriana Lastra, quien ha nombrado en varias ocasiones las amenazas de independencia unilateral como la línea roja que impide el diálogo. "Habrá diálogo y política efectiva cuando [los secesionistas] abandonen la deriva independentista unilateral y empiecen a preocuparse por los catalanes", ha expresado la socialista dirigiéndose al representante de ERC, Gabriel Rufián. "Yo le hablo de políticas, ustedes de independencia", ha remachado.

Lastra ha calificado de vergonzosas las críticas hacia su partido con respecto a su respeto a la Carta Magna. "Que cuestionen la defensa de la Constitución del PSOE debería darles vergüenza", ha comentado la socialista antes de recordar que su formación "el único partido de carácter nacional que firmó y apoyó la Constitución".

PP: críticas a los socialistas

La diputada popular Cayetana Álvarez de Toledo quiere enviar a los secesionistas catalanes "al rincón de pensar" y se ha centrado en criticar la actuación de los socialistas nacionales y catalanes --a los que ha considerado "el problema" de Cataluña y de España-- con los independentistas. Ha hablado del problema territorial incluso antes de que diera comienzo el bloque del debate dedicado a ello, ya que durante su minuto de presentación se ha dirigido a Sánchez para destacar que "cuando Torra aprieta", él "cede". 

"Usted dice que el PP echa gasolina al fuego; y el PSOE, agua. Pero en Cataluña hay fuego, barricadas y matones encapuchados" ha comentado la popular. También ha aprovechado para preguntarle si evítaría que "los CDR revienten el día de reflexión", en referencia a la convocatoria de Tsunami Democràtic que circula por las redes sociales que llama a ocupar las calles un día antes del 10N.

Ciudadanos: naciones de España

Tampoco ha habido propuestas claras por parte de la portavoz de Cs, aunque sí la reivindicación de ser "el único partido que sabe cómo ganar al nacionalismo". Inés Arrimadas ha asegurado que el "candidato perfecto para Rufián", como representante del movimiento nacionalista catalán en el debate, es "Pedro Sánchez" y ha asegurado que la formación naranja "no pactará con los separatistas".

debate cataluna
Portavoces políticos hablando sobre Cataluña en el debate electoral / RTVE

La líder de Ciudadanos en Cataluña ha sido insistente con una pregunta sobre la plurinacionalidad, que ha expresado no solo en su turno de palabra, sino también cada vez que la portavoz socialista intervenía en el debate: "¿Cuántas naciones hay en España para el PSOE?".  Aunque su insistencia no ha tenido efecto ya que Lastra no ha contestado en ninguna ocasión.

Unidas Podemos: diálogo y ayudas a la España rural

Una de las pocas fomaciones que se ha salido del marco catalán al hablar de política territorial ha sido Unidas Podemos. Irene Montero ha defendido la necesidad de ayudar a mejorar las infraestructuras de lo que se conoce como la "España rural" y, para ello, ha propuesto la creación de escuelas rurales, el arreglo y ampliación de carreteras y comunicaciones, una mejor atención sanitaria y un precio mínimo para los productos de pequeños y medianos productores. 

Respecto al nacionalismo catalán, se ha mostrado partidaria del diálogo y ha atacado a todos los demás partidos políticos presentes --excepto PNV--. "Ni la unilateralidad de los independentistas, ni el 155 que han defendido el PP, Vox, Ciudadanos y el PSOE, según se levante Sánchez, han servido", ha declarado.

Vox: Estado de excepción en Cataluña

El portavoz de Vox ha sido el más claro al expresar el futuro que le esperaría a Cataluña en el supuesto de que ganaran las elecciones. Iván Espinosa de los Monteros ha dicho que "El problema no es Cataluña, es el nacionalismo" que utiliza las instituciones para dar "un golpe de Estado" si que "nadie oponga resistencia".

Las propuestas territoriales para con la comunidad catalana de Vox son "la aplicación del artículo 116 y la ilegalización de los partidos nacionalistas que no contemplan la unidad de España". Ha destacado, además, que "el sistema de las autonomías fue un sistema bienintencionado pero es un sistema fallido" y que de éste se desprenden "anomalías". 

ERC: amnistía y negociación

Rufián ha descrito España como "un país de países" y, por ello, la solución que resuelva el problema territorial debe ser "multilateral". Al igual que Montero, ha defendido el diálogo como vía de entendimiento y ha propuesto una mesa "de negociación que aglutine todas las sensaciones políticas de Cataluña". 

No ha perdido la ocasión para pedir la liberación de los políticos independentistas condenados por el Tribunal Supremo a través de la amnistía y ha criticado al PSOE por haber "aplaudido una sentencia contra unos demócratas". Asimismo, ha destacado que compartía plató "con formaciones que solo tienen una propuesta: que más de 2 millones de personas en Cataluña dejen de pensar como piensan" y ha defendido su propuesta de diálogo porque "ni ellos ni nosotros vamos a desaparecer".

PNV: reconocimiento nacional

El portavoz del PNV, Aitor Esteban, sí que ha contestado --a su manera-- a la pregunta que Arrimadas le ha lanzado decenas de veces a Lastra. "Hay ciudadanos en el país que no se sienten españoles", ha asegurado haciendo referencia tanto a Euskadi como a Cataluña e, inlcuso a Galicia. En este último caso ha reconocido que es "una minoría" pero que, al igual que en otras zonas, la tendencia es de aumento. 

Por ello ha incidido en la necesidad de "crear un diálogo" que no deje de lado esa realidad ya que "ignorarlo es no querer ver el problema". La visión de los nacionalistas vascos es que, para solucionar las diferencias territoriales debe haber un "reconocimiento nacional, una relación de bilateralidad, un árbitro neutral y que decida la gente".