Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Carlos Carrizosa, líder de Ciudadanos en Cataluña, confirma que no habrá alianzas de cara a las municipales de Barcelona  / EUROPA PRESS

Ciudadanos pasa del Valents de Parera en las próximas municipales de Barcelona

Carlos Carrizosa, lider de Ciudadanos en Cataluña, se muestra abierto a valorar alianzas en municipios catalanes pero no en la Ciudad Condal

5 min

El líder de Ciudadanos en Cataluña, Carlos Carrizosa, no tiene “ningún tipo de ganas de llegar a ningún tipo de acuerdo electoral con el PP”, aunque mantiene que los partidos constitucionalistas están obligados a forjar acuerdos marco cuando está en juego la defensa de los derechos de los catalanes y de la Constitución.

"Después de lo que ha ocurrido en Castilla y León, y de los reiterados intentos por parte de los dirigentes del PP de que desaparezca Cs, francamente no tengo ningún tipo de ganas de llegar a ningún tipo de acuerdo electoral con el PP", destaca en una entrevista concedida a Europa Press.

“Una Opa hostil a Ciudadanos”

Aunque el líder de la formación naranja en Cataluña se muestra dispuesto a sentarse “las veces que sean necesarias” con el presidente del PP en Cataluña, Alejandro Fernández, con el primer secretario del PSC, Salvador Illa, y con el líder de Vox, Ignacio Garriga, para defender la Constitución, incide en que no se plantea posibles acuerdos con el PP. La principal causa, explica Carrizosa, es “la OPA hostil a la que están sometiendo a Cs”.

Además, asegura que con el liderazgo de Fernández en cuestión, el Partido Popular catalán pasa “por momentos muy bajos” y mantiene que los valores sobre los que se erigen ambos partidos son muy distintos: mientras los populares forman parte de la familia conservadora europea, Ciudadanos está integrada en la liberal. "Es mejor que conservemos nuestras propias identidades y luchemos conjuntamente por lo que tenemos que luchar sin fisuras", ha subrayado Carrizosa.

“Casado ha detonado los pactos de gobierno”

En la misma línea que Inés Arrimadas, la líder de su partido, Carrizosa confiesa que la negociación con el PP en 2019 fue un "error" al otorgarles la presidencia en cuatro comunidades autónomas. Esta decisión, asegura, le otorgó el poder a Pablo Casado de darle "al botón nuclear para detonar cuando quieran estos pactos de gobierno" en función de los intereses de su partido, una forma de proceder que, a su juicio, se asemeja a la del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

"A voluntad de Casado se van detonando gobiernos que funcionan sin pensar en las necesidades de los ciudadanos. Hemos aprendido de la experiencia", puntualiza el dirigente de Cs, que advierte a los populares de cara a los próximos comicios.

Portazo a Valents

Con respecto a las municipales, Carrizosa se muestra dispuesto a valorar posibles alianzas electorales en las elecciones municipales de 2023 en determinadas poblaciones catalanas "para no dejar el voto constitucionalista sin representación", pero no en Barcelona. Allí, confirma, esperan presentarse en solitario. Con esta aclaración, Carrizosa cierra la puerta a la posibilidad de establecer lazos con Valents, el partido que antes lideraba Manuel Valls bajo el nombre Barcelona pel Canvi, dirigido ahora por Eva Parera.

De hecho, Carrizosa se ha referido a este partido como “un invento que se está intentado poner en marcha para dar una salida a una señora que actualmente es diputada del PP y que estaba dispuesta a apoyar los presupuestos de Ada Colau, hasta que llegó ERC a prestarle su ayuda"

Optimismo y nueva sede

Tras el fiasco electoral en los comicios de febrero, que ganaron los socialistas, y en los que los naranjas se quedaron con tan solo seis diputados en el Parlament, Carrizosa se muestra optimista y se desmarca del PSC, asegurando que los ciudadanos reconocerán su trabajo “de dique de contención del nacionalismo” en las próximas elecciones.

Como parte de la renovación, el político anuncia que en febrero el partido se cambiará de sede. Lo hará a un edificio emplazado también en el Eixample de Barcelona pero de mayores dimensiones al que ocupan actualmente en la calle Balmes.