Menú Buscar
El líder de Ciudadanos Albert Rivera, durante la reunión del Comité Permanente del partido, esta mañana en Madrid / EFE

Ciudadanos se queda a las puertas de superar al PP

El partido de Albert Rivera lograr el 22% de los votos, según el último sondeo del CIS, por el 24% que consigue el PP, aunque supera por primera vez al PSOE

3 min

Sin Sorpasso. Ciudadanos se queda a las puertas de superar al PP en unas elecciones generales. El PP queda por delante, según el último sondeo del CIS. Mariano Rajoy resistiría con el 24% de la estimación de voto, seguido de Ciudadanos, con Albert Rivera, que lograría un 22,4%, aunque, por primera vez, pasaría al PSOE, que se queda con el 22%. Por debajo, en cuarta posición aparece Podemos, con el 19,6%.

Esa posición de Ciudadanos, al alza en los últimos meses, y que coincide con la grave crisis interna del PP en la Comunidad de Madrid, le deja lejos de una victoria electoral. Y es que, debido a la particular ley electoral español, Ciudadanos debería lograr unos tres o cuatro puntos más que el PP para superarlo en escaños, y, por tanto, para reivindicar una clara victoria en las elecciones.

El peor momento de Rajoy

La cuestión es que en el peor momento del PP, Ciudadanos todavía no supera al partido de Mariano Rajoy. El último barómetro, con datos sobre intención de voto, es de febrero. En aquel momento, Rajoy también estaba por delante, pero con un 26,3% de los votos, con lo que va perdiendo apoyos de forma continuada, aunque resiste.

Los socialistas estaban justo por detrás, con el 23,1%, mientras que Ciudadanos ocupaban la tercera posición con el 20,7%. Lo que ocurre es que el PSOE baja levemente, mientras sube Ciudadanos, hasta el punto de que logra ser ya la segunda fuerza política.

El PP no es la UCD

Ese ascenso de Ciudadanos ha sido analizado por los expertos en los últimos meses. El alza del partido naranja coincide con las elecciones catalanas del 21 de diciembre. Ese empuje –ganó los comicios en el Parlament, con 36 diputados—le permitió subir en toda España, y la duda era conocer el horizonte de ese incremento.

Sin embargo, algunos analistas consideraban que eso tenía un límite, y que el PP seguía resistiendo porque tiene estructuras de partido sólidas, y que difícilmente le podría ocurrir como a la UCD, que se deshizo por completo en los primeros años ochenta, tras la victoria del PSOE en 1982.