Menú Buscar
Luis Garicano, Albert Rivera y Manuel Conthe, en un acto de Ciudadanos

Ciudadanos se conjura para volver al centro aplaudido por sus gurús

Manuel Conthe, después de ácidas críticas a Albert Rivera, censura ahora a los medios que critican al partido naranja por su cambio estratégico

7 min

Al centro, y de forma autónoma, con una política y una estrategia propias. Es lo que intenta ahora Ciudadanos, el partido que lidera Albert Rivera, alarmado por las encuestas, no tanto por las oscilaciones del apoyo electoral, como de la ubicación que hacen los electores del partido: por encima del 7, en el eje ideológico, casi pegado al PP, teniendo en cuenta que el 1 es extrema izquierda y el 10 extrema derecha.

Tras la decisión de romper con el PP en la Mesa del Congreso, y desbloquear así la tramitación de los presupuestos, Albert Rivera cree que ha dado un paso que, ahora sí, le debería llevar a recuperar ese centro tan preciado. Y ha logrado, después de importantes críticas, el aplauso de gurús como Manuel Conthe, una pieza que fue vital en el momento inicial de que Ciudadanos apareciera como un partido creíble ante las clases medias que quiere representar.

La sombra del CDS

Los dirigentes de Ciudadanos consultados por Crónica Global admiten las dudas y las dificultades para resituarse después de la moción de censura de Mariano Rajoy, que llevó a Pedro Sánchez a la Moncloa. Pero ven ahora dos oportunidades claras: las elecciones andaluzas y el debate que se pueda plantear en el Congreso con distintas iniciativas parlamentarias --muchas del PP, que estaban congeladas-- para exhibir ese nuevo talante que resulta siempre tan difícil: el de pactar a un lado y a otro del espectro ideológico.

La sombra del Centro Democrático y Social (CDS) de Adolfo Suárez, el gran referente de Rivera, planea de forma constante. Suárez no pudo superar ese vaivén, después de unas elecciones autonómicas y municipales, tras las que ejercer de centro resultó imposible cuando se exigía formar gobiernos de uno u otro color.

Albert Rivera y Pedro Sánchez en el Congreso en una imagen de archivo / EFE

Albert Rivera, con Pedro Sánchez en el Congreso

El valor de Conthe

Ciudadanos se ha visto acompañado en todos estos años por diversos profesionales e intelectuales. Uno de ellos es Manuel Conthe, que ha sido director del Tesoro, presidente de la CNMV, secretario de Estado de Economía y vicepresidente financiero del Banco Mundial. Desde 2015, ejerció de asesor económico del partido que lidera Albert Rivera, y junto al también economista Luis Garicano, elaboró el programa económico en las elecciones generales.

Entre otras medidas, lanzaron la idea de la “ley de la segunda oportunidad”, y una mejora del mercado laboral, para reducir la temporalidad a través de un complemento salarial anual garantizado. Se trataba de proyectos con un acento liberal, pero con vocación progresista.

Editoriales duros

Conthe, muy crítico en las redes sociales contra Rivera en los últimos meses, le ha defendido ahora, en cambio, tras desbloquear la Mesa del Congreso, lo que permite eliminar el veto del Senado al techo de gasto. Con algunos medios en contra de Rivera, como El Mundo, que redactó un duro editorial caracterizando a Rivera de ejercer “un estilo de liderazgo un tanto impulsivo y movedizo”, Conthe ha querido respaldar a un partido del que vuelve a estar cerca: “Discrepo totalmente de este editorial: un partido democrático como Ciudadanos debe impedir atropellos como la tramitación en lectura única de la reforma de la Ley de Estabilidad, pero no bloquear tretas filibusteras como la tramitación de proyectos de los que discrepa”.

Se trata de un apoyo relevante en estos momentos. Ciudadanos, muy sensible a la opinión pública y a sus propios referentes intelectuales, debía tomar una decisión: o la vía de Conthe, por explicarlo con nitidez, o la vía de Arcadi Espada, uno de sus fundadores, que, también desde El Mundo, machacó al magistrado Pascual Sala por considerar que no veía delito de rebelión en el caso de los políticos independentistas presos. De nuevo Conthe, como defensor de la matriz liberal del partido de Rivera, censuró a Espada, recordando, precisamente, que desde el liberalismo se debe respetar esa libertad de expresión.

Rivera se siente ahora más tranquilo, con la idea de que Ciudadanos puede encontrar --más bien recuperar-- la vía que le lleve a representar a las amplias clases medias urbanas que desean reformas profundas en el Estado, que piden firmeza ante el independentismo, pero que, por una cuestión también generacional, no quieren que el partido actúe como el apoyo del PP.

Ser el referente de la derecha

Eso lo ha expresado Manuel Conthe, al señalar que “hay que sacar productor que tienen lo bueno de lo que hay y no tengan lo malo. Eso es un poco Ciudadanos, una ideología económicamente sensata sin el lastre de la corrupción del PP”.

Ciudadanos cree que ha recuperado la buena senda. Pero sus propios gurús tiran en ocasiones en direcciones contrarias. Rivera parece elegir los postulados de Conthe, con un objetivo, eso sí, bastante claro: ser el partido referente de la derecha, en detrimento del PP, pero de la derecha reformista y liberal que en su día representó José María Aznar, y que dice defender también el líder popular Pablo Casado.