Menú Buscar
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, junto al líder de Ciudadanos, Albert Rivera, durante el pacto de investidura

Ciudadanos se cobra la pieza de Cifuentes para mantener al PP

El partido de Albert Rivera había exigido la dimisión de Cifuentes, antes de que acabara abril, para dejar al PP al frente de la Comunidad de Madrid hasta 2019

4 min

Las exigencias de Ciudadanos van dando sus frutos. La reclamación del partido de Albert Rivera de que Cristina Cifuentes dimitiera, tras la constitución de una comisión de investigación por el asunto del máster en la Universidad Juan Carlos I, era la condición para mantener el acuerdo con el PP para mantener la presidencia de la Comunidad de Madrid. Tras las negociaciones oportunas, y la posibilidad de una moción de censura que diera la presidencia al socialista Ángel Gabilondo, con un acuerdo entre el PSOE y Podemos, Ciudadanos ha logrado lo que pretendía desde el inicio: no romper con el PP, pero con la dimisión de Cifuentes en el zurrón, a pesar de que esa petición también la ha defendido el propio PP en los últimos días.

El responsable de Ciudadanos en la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, había dado de plazo hasta finales de abril. Y este miércoles se ha consumado, aunque tras otra cuestión, que ha acabado por forzar esa dimisión: un vídeo en un supermercado donde Cifuentes se acaba apropiando de dos cremas para la piel, un hecho que se remonta a 2011. La presidenta autonómica, que ha asegurado que ya tenía tomada esa decisión pero que la demoraba para después del 2 de mayo, el día de la comunidad, ha precipitado esa renuncia.

El caso de Murcia y de Barreiro

Ciudadanos mantiene, por tanto, su imagen de partido combativo con los casos de corrupción, y de exigencia al PP, a pesar de mantener acuerdos en diferentes niveles administraciones, autonómicos y en el Congreso de los Diputados. Ocurrió en Murcia, cuando la formación que lidera Albert Rivera exigió y acabó logrando la dimisión del presidente Pedro Antonio Sánchez, y apoyo al también popular Fernando López Miras.

Y obtuvo una respuesta similar con la exigencia al PP de que dimitiera la senadora Pilar Barreiro, tras ser imputada. La exalcaldesa de Cartagena pasó a formar parte del grupo mixto de la cámara alta.

Rajoy, mira a 2019

Ahora las negociaciones se establecerán entre el PP y Ciudadanos para acordar quién sustituye a Cristina Cifuentes. Pero para el PP se trata de un respiro porque le permite mantener la presidencia de la Comunidad de Madrid hasta el final del mandato, hasta las elecciones del próximo 9 de junio de 2019.

El panorama se despeja también en el Congreso de los Diputados, con Ciudadanos en una posición de fuerza, aunque el PP está pendiente de la decisión final del PNV para poder aprobar los presupuestos de 2018. Si lo logra, Mariano Rajoy podría llegar a esas elecciones de 2019, que coincidirán con los comicios al Parlamento europeo, con todo el poder, a la espera de que se hagan realidad los auspicios de las diferentes encuestas que muestran un deterioro enorme del Partido Popular.

Destacadas en Política