Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El líder de Ciudadanos, Carlos Carrizosa, quien pide la reprobación de Cambray por su imposición en el nuevo calendario escolar / EP

Ciudadanos pide la reprobación de Cambray por su imposición con el nuevo calendario escolar

El partido liderado por Carlos Carrizosa lamenta la "falta de diálogo" del titular de Educación con el sector, que ha provocado una huelga de cinco días en marzo

3 min

Ciudadanos pide reprobar al conseller de Educación, Josep Gonzàlez Cambray, por la “imposición y la absoluta falta de diálogo con los diferentes sectores de la comunidad educativa” en el avance de la vuelta al colegio para el próximo curso. Los alumnos de Infantil y Primaria deberán volver a las aulas el 5 de septiembre y los de Secundaria y Bachillerato, el 7.

El grupo presidido por Carlos Carrizosa ha registrado una moción que se debatirá en el próximo del pleno de la cámara catalana. En el documento exige al Govern eliminar las calificaciones trimestrales para los alumnos de educación primaria y secundaria, porque de aplicarse “puede tener efectos perjudiciales” para los niños, por el sentido del deber y la cultura del esfuerzo.

Cinco días de huelga

Además, desde Ciudadanos instan a restablecer una comunicación fluida entre los centros, los docentes y las unidades administrativas. Precisamente esta una de las exigencias de los sindicatos, que están molestos con el conseller  porque anunció ante los medios de comunicación el avance del curso sin antes haberlo hablado con el Consejo Escolar de Cataluña, que es el órgano que representa a toda la comunidad educativa. 

Tras la negativa de Cambray de querer negociar, han convocado una huelga de cinco días. Será el 15, 16, 17, 29 y 30 de marzo y, en el caso de la concertada, los días 15 y 16.

Las huelgas previstas en la educación catalana en marzo / CG
Las huelgas previstas en la educación catalana en marzo / CG

Más de 1.000 barracones en Cataluña

Desde el partido naranja consideran que la Consejería de Educación se ha visto “muy perjudicada durante la pandemia y ha obligado a los responsables de los centros a asumir decisiones que habrían tenido que corresponder a servicios territoriales y centrales del departamento”.

Además, reclaman diseñar un plan para eliminar los más de 1.000 barracones existentes por toda Cataluña en el plazo máximo de dos años. Así como “agilizar la edificación de nuevos centros escolares, asumiendo el Govern los costes de construcción y puesta en funcionamiento”.