Menú Buscar
Arriba, la fachada del Ayuntamiento de Cerdanyola del Vallès; abajo, la fachada del Ayuntamiento de Montcada i Reixac; Ciudadanos pide actuar contra los lazos amarillos

Ciudadanos pide a Millo que actúe contra los lazos amarillos de dos ayuntamientos

Las formaciones naranjas de Cerdanyola del Vallès y Montcada i Reixac solicitan a la Delegación del Gobierno que tome medidas

3 min

Las formaciones de Ciudadanos (Cs) de Cerdanyola del Vallès y Montcada i Reixac piden a la Delegación del Gobierno en Cataluña, gestionada por Enric Millo, que actúe ante la presencia de pancartas y lazos amarillos en los ayuntamientos de los dos municipios barceloneses.

El partido naranja justifica su demanda en la jurisprudencia existente del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) del País Vasco contra los carteles de presos de ETA, según ha informado este martes en un comunicado. En el caso concreto de Montcada, el portavoz de Cs, David Gerbolés, argumenta que son pancartas y símbolos partidistas.

"Infracción de la objetividad y neutralidad políticas"

En este sentido, ha señalado que supone “una infracción de los principios de objetividad y neutralidad política” que deben seguir en las administraciones públicas y ha criticado que se defina a los políticos y activistas presos como presos políticos, buscando distorsionar la realidad y usando como altavoz la fachada del consistorio.

Cs, tanto de Cerdanyola como de Montcada, han advertido de que conservar esta “simbología partidista presupone la asunción y responsabilidad” de los ayuntamientos.

Barcelona, en el foco

La queja de Cs llega después de que la misma formación, además del PSC y el PP hayan requerido a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, que retire la pancarta con el gran lazo amarillo que decora la fachada del consistorio barcelonés. La petición tiene como argumento la rebaja de “tensión” que genera este símbolo “partidista”, después de que un grupo de manifestantes constitucionalistas tratara el domingo de quitarlo del balcón.

En este contexto, el pueblo de Castellbell i el Vilar (Barcelona), gestionado por socialistas, ha decidido en las últimas semanas prohibir el uso de la vía pública para colgar lazos amarillos y banderas de cualquier tipo. Por el contrario, Arenys de Munt (Barcelona) multará a quienes retiren los símbolos de las calles. Y la CUP prepara 150 mociones contra los “fascistas” que limpian los municipios de ideología separatista.