Menú Buscar
Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda, en la patronal catalana Foment del Treball de Barcelona

Ciudadanos da diez días al Gobierno para recuperar dinero de la amnistía fiscal

Era una de las exigencias de Rivera en el pacto con el PP, dado que los 3.000 millones pendientes de cobrar evitarían los recortes presupuestarios

3 min

El reloj entra en cuenta atrás. El Ejecutivo tiene diez días para recuperar, según datos de C’s, hasta 3.000 millones de euros pendientes “fruto de la amnistía fiscal” de 2012. Es el plazo que marcó Ciudadanos en el pacto de Gobierno con el PP, según recuerda el portavoz de la formación naranja en la Asamblea de Madrid, Ignacio Aguado.

La exigencia de C’s va encaminada a la revisión de las tasas impuestas a las grandes fortunas repatriadas. El Gobierno anunció un gravamen del 10% --contemplado por la ley-- en 2012 para ellas, aunque finalmente pagaron el 3%. La formación que dirige Albert Rivera pide el cumplimiento de la ley y registró esta semana una interpelación urgente al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.

La revisión termina el 30N

Según el calendario de Ciudadanos, el límite para la revisión de las declaraciones de Hacienda vence el 30 de noviembre. La Agencia Tributaria argumenta que el carácter excepcional de la amnistía hace que no haya prescripción. La recaudación de la amnistía es clave para el mandato.

Los 3.000 millones de euros, dice Aguado, “podrían estar en las arcas públicas si el Gobierno se compromete con la persecución del fraude fiscal y se compromete a exigir estos pagos”. Y es un primer paso para ver si el PP tiene “ganas de cambiar de rumbo” o si sigue en el “inmovilismo” y los “recortes”.

Presupuestos

En otra materia, Aguado ha censurado la manera de proceder del Gobierno en la confección de los Presupuestos, ante la ausencia a estas alturas de un equipo negociador. La exigencia de C’s es que se acaben los recortes.

Después, Ciudadanos pedirá que se implementen sus propuestas de gratuidad de los libros de texto, equiparación progresiva de los permisos de maternidad y paternidad y de un complemento salarial para paliar la situación de 7 millones de trabajadores pobres que "no llegan a fin de mes".